Baños: Ideas, diseños y decoración | homify

Baños: Ideas, diseños y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu baño?
    ¿Necesitas ayuda con tu baño?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu baño?
    ¿Necesitas ayuda con tu baño?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu baño?
    ¿Necesitas ayuda con tu baño?
  4. ¿Necesitas ayuda con tu baño?
    ¿Necesitas ayuda con tu baño?

¿Es el baño una habitación importante?

La vida del siglo XXI es vida que valora la practicidad, la buena presentación y, sobretodo, la camaleonicidad. Por ello, las habitaciones de nuestro hogar se han tenido que adaptar a estos cambios con el pasar del tiempo. El baño es una de ellas. En el pasado, el cuarto de baño era un lugar simple y dedicado únicamente para cumplir su función. 

Sin embargo, hoy en día, es uno de los lugares más especiales para ser decorados. Es un lugar creado para transmitir pulcritud e intimidad. En el cual sus elementos convergen para satisfacer nuestras necesidades cambiantes: la rapidez al realizar el aseo personal y la relajación de un espacio en el que podemos encontrarnos con nosotros mismos en la intimidad. 

¿Cómo decorar el baño? 

Existen dos tipos de baños, el baño medio y el baño completo, o de otra forma, el de visitas y el de uso personal. Ambos cuentan con elementos en común: un inodoro, un lavabo y un espejo. Sin embargo, el de uso personal, cuenta con los elementos mayores de aseo personal: la bañera o ducha, los armarios, y ocasionalmente un bidé. Consecuentemente, si divergen desde su estructura fundamental, ambos tipos tienen objetivos distintos en cuanto al ambiente que desean instaurar. 

En primer lugar, un medio baño es la portada de presentación hacia el tipo de vida que llevamos para nuestros invitados. Por ello, es importante utilizar materiales de larga duración que sean fácilmente aseados, como el acrílico, la piedra natural y la carga mineral, para mostrar pulcritud. Además, debe contar con un ambiente y aroma agradable, combinando los colores cromáticamente. 

Si la habitación es pequeña los colores deben ser claros, y se puede utilizar un espejo para crear la sensación de un lugar espacioso. Finalmente, a diferencia del baño personal, es fundamental crear un espacio para colocar cada pieza de uso. Por ejemplo, agregar una repisa con rollos extra de papel higiénico y jabón, y colocar la toalla de manos en un punto intermedio en el que esté exactamente al alcance de las manos. De esta forma, nos aseguramos que nuestros invitados estén siempre cómodos y perciban nuestro interés por ellos. En segundo lugar, teniendo en cuenta la mayoría de aspectos ya mencionados, como los materiales y las características del ambiente, el baño personal es el retrato de nuestra intimidad. 

Suele ser el único lugar donde podemos disfrutar por completo de nuestra soledad y liberarnos del todo. Por ello, la organización de los elementos es la clave para crear dicho ambiente de liberación. Si la habitación es pequeña la preferencia está por las duchas, con platos redondos o cuadrados, y si es espaciosa, la preferencia está por las bañeras y los platos de duchas rectangulares. Además, si se desea un mayor sentido de practicidad se pueden usar duchas estilizadas, separadas del resto de elementos con una mampara, y que usen un plato de ducha de carga mineral. Estos platos se pueden colocar al ras del piso, con una inclinación para que el agua no desborde, lo cual permite una mayor accesibilidad al evitar cualquier clase de muro.