Baños estilo tropical: Ideas, imágenes y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu baño?
    ¿Necesitas ayuda con tu baño?
  2. Ad
  3. ¿Necesitas ayuda con tu baño?
    ¿Necesitas ayuda con tu baño?
  4. Ad
  5. Ad

El baño, la habitación generalmente dedicada para el aseo y el cuidado personal, se presta muy bien para ser decorada con matices tropicales, esta tendencia que podría parecer estacional pero que por sus características se posiciona como atemporal para llevar alegría y color a cualquier lugar.

Su aplicación es apetecida además porque es un tipo perfecto para arreglar espacios destinados al relajamiento muscular mediante bañeras fabricadas en cerámica o piedra, ofreciendo la oportunidad de vivir un momento único alejado de las obligaciones y preocupaciones diarias. Los detalles en el diseño del mobiliario y decoración no hacen más que aportar una experiencia llena de paz, naturalidad,  descanso y esparcimiento haciéndote sentir en cuestión de segundos como si estuvieras por fuera de la ciudad en un rincón magnífico alejado de todo en el que sólo vale la atención por el cuidado personal o por compartir en pareja momentos inolvidables.

En adelante profundizaremos sobre aspectos clave que te permitirán ambientar tu baño tropical con lo mejor de este enfoque decorativo.

Una inclinación natural.

Los baños estilo tropical como cualquier otro tipo de baños requieren una adaptación de las condiciones de humedad y evaporación del agua caliente para permitir un espacio habitable.

Dependiendo del espacio disponible se pueden agregar piezas ornamentales tales como: plantas, objetos en cerámica, jarrones o lámparas. Una gran idea es colocar pequeñas plantas al interior tales como: helechos, bromelias, plantas exóticas de hojas grandes o alargadas como el bambú y las dracaenas, y en general pequeños árboles que resistan a la humedad y que ubicados de forma anexa a paredes de cristal encuentren las condiciones óptimas para su preservación.

Una opción menos invasiva es un baño con salida hacia un jardín en el que se separen los ambientes también por medio de un muro de cristal, en estos casos  pueden utilizarse paredes con jardines verticales que ayudan a delimitar espacios o compensar esquinas vacías, permitiéndo disfrutar en todo su esplendor de la naturaleza y  creando en el baño el entorno contemplativo que todos buscamos.

Disfrutando de la luz y el aire libre.

Ya se trate de cuartos de baño  de interior o si se requiere trabajar sobre un baño tropical al aire libre, los componentes naturales de este pueden representarse mediante accesorios como: el mobiliario en fibras o maderas viejas, mosaicos, persianas ligeras, lámparas o candelabros que cuelgan, pisos y decoraciones en piedras, entre otras particularidades que evocarán esa atmósfera vivaz en esta zona de la casa.

Su tamaño, preferiblemente amplio y espacioso en el que el aire fluya como en las zonas tropicales, debe definir esa estancia perfecta o escenario único para la meditación y la relajación a través de una ducha corporal. Generalmente se instalan tinas medianas o pequeñas de colores blanco, gris, ocre o revestidas en madera, así como cabinas de ducha que asemejan a un spa o están equipadas para la realización de hidromasajes, aunque también puede instalarse una cabina tipo tina que combine los dos cuerpos.

Por otro parte como se hace especialmente en el sector costero, una ducha al aire libre puede resultar en una oportunidad bastante refrescante y exótica ya sea bajo luz del sol o la luna. Una ducha al exterior es una perfecta opción siempre que tu casa esté localizada en una región donde la temperatura oscile entre unos 24 y 28 grados centígrados. En un dia con altas temperaturas por encima del promedio, un baño de agua fría bajo el firmamento ayudará a que descanses después de un dia agotador, brindándote una experiencia muy placentera y convirtiendo la higiene diaria en un espectáculo para los sentidos.

Aunque optes por preferir el exterior no tienes la obligación de quedar completamente a la intemperie, puedes ajustar pérgolas, carpas o tejados desplegables para poder encerrar el sitio en días con mucho viento, con el objeto de que el área del baño tropical exterior quede como si fuese una parte más de la vivienda y que la conexión entre si no se pierda. La madera es un material perfecto para dar esta continuidad entre los espacios junto con los velos en texturas naturales para conservar la intimidad cuando sea requerido, por su lado los suelos adornados en sus extremos con piedrecillas y que estén cubiertos en el camino por suaves alfombrillas o tabletas te permitirán pasear entre el baño y la casa con seguridad de que tus pies desnudos no se lastimarán.

Si encuentras muy osadas las duchas al aire libre, siempre podrás optar por un área de baño más cerrada, lo más importante a tener en cuenta en el momento de realizar la decoración al  mejor estilo tropical serán entonces las necesidades de intimidad y relajación que tengas, para lo que será clave elegir adecuadamente objetos como: ventanales, tragaluces con travesaños en acero o cobertizos para lograr ambientar un lugar: funcional, que se adapte al clima que se esté presentando y reservado, pero no por ello carente de frescura y luz.

Estéticos muros y revestimientos.

En la totalidad de la zona o solo con un revestimiento en la bañera o en el lavabo por ejemplo, la madera instalada con la ayuda de expertos ebanistas  funciona muy bien especialmente las maderas tropicales que poseen mucha más resistencia a la humedad que las tradicionales, sin embargo deberás implementar tratamientos de mantenimiento de forma periódica para asegurar el higiene del sitio dado que el baño tiene mayores exigencias a la hora de sostener un lugar impecable.

Las posibles combinaciones tanto en su colocación como en su diseño pueden ser tan variadas como lo permita nuestra creatividad, instalación de divisiones con postigos, paneles surcados en forma horizontal y vertical, zócalos, formas más ovaladas y tonos que van desde el tierra hasta corales o rojos dan la posibilidad de poder adaptar una estética original en la que se materialicen hábilmente nuestras preferencias.