Casas estilo mediterráneo: Ideas, imágenes y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. Ad
  3. Ad
  4. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  5. Ad
  6. Ad
  7. Ad
  8. Ad

El afamado actor y director de cine norteamericano Sidney Lumet se refería al estilo como el modo en que cuentas una historia concreta, luego de “la primera decisión crítica”: definir “¿de qué trata la historia?” se debe resolver la pregunta más relevante: “¿cómo la cuento?”, estas preguntas son fundamentales, especialmente cuando se trata de fijar el estilo de tu casa, con las múltiples opciones de diseños que puedes encontrar en el mercado lograr manifestar tu propia historia a través de la disposición adecuada de los elementos resulta ser todo un arte.

Si te atrae por ejemplo la idea de impregnar los espacios de tu casa en la ciudad, de: luz, calidez y detalles propios de una casa de campo, un estilo que te puede funcionar perfecto es el mediterráneo, pero ¿cuáles son esas particularidades que te permitirán adaptar adecuadamente un ambiente de este tipo?.

Una fachada impecable y toques retro.

La gama de colores en la fachada de la casa es generalmente blanca o de colores neutros como marrón o crema con el fin de reflejar al máximo la luz natural, el uso de materiales como estuco en las paredes exteriores, techos acondicionados en tejados usualmente de color rojo y balcones en madera o hierro, crean una primera vista con un chispazo de alegría y elegancia a la vez.

En los techos de cada lugar de la casa se pueden además instalar vigas o travesaños ya sea de hormigón, madera o hierro forjado que adornen la vista del público y que con colores a juego con los complementos de cada sitio creen una perspectiva de solidez de la estructura, en la que lo retro y lo moderno se combinen  exitosamente.

Suelos pulidos de madera.

Las tabletas en madera cuidadosamente cortadas y refinadas por expertos en la materia, cuyo material puede provenir de los mejores bosques de robles, son la pincelada ideal para llevar la belleza mediterránea a tu hogar desde las superficies de tu casa. Técnicas de envejecimiento para dar un aspecto de antigüedad a los suelos y conseguir un color ligero y especial que traiga a la memoria los mejores pisos de la arquitectura clásica, así como acabados ya sea en aceite u óxido de aluminio fijarán una apariencia distinguida en el espacio.

De acuerdo al tipo de acabado que elijas deberás considerar el mantenimiento demandado, los pisos con acabado aceitado exigen llevar a cabo tareas de limpieza con mayor frecuencia que los de acabado en óxido de aluminio, aunque a la hora de una restauración el proceso es mucho más fácil con los aceitados en los que se puede hacer por puntos específicos a diferencia de los de óxido que requieren pulir y lacar todo la extensión a su nueva forma.

Puertas y ventanas arqueadas.

Aunque pueden parecer pasadas de moda, las puertas y ventanas con terminación en arco son un detalle de sofisticación característico del estilo mediterráneo, con esta forma singular en ventanas lo que parecerá difícil será cubrirlas correctamente y encontrar los artículos de decoración apropiados, sin embargo, puedes bien optar por una cortina o cenefa que se adapte justo al tamaño y silueta en arco, resaltando su diseño o bien adaptar un travesaño recto justo encima que te permita colgar una cortina larga que juegue con la curvatura de las ventanillas a modo de embellecimiento del lugar.

En el caso de la puerta principal una mezcla de materiales como madera en tonos oscuros y cristalería decorada en los ventanales, la cual ayuda a cerrar un poco la vista sin cubrirla por completo y en cuya ornamentación te puedes inspirar en paletas de colores como las usadas en los ventanales de las iglesias,  resulta ser un arreglo sencillo y original para causar una buena impresión desde el punto de entrada.

Accesorios clásicos e iluminación.

El célebre arquitecto catalán Antoní Gaudí expresó gran aprecio en su momento por la luz mediterránea, decía que la iluminación de los objetos en uno y otro lugar determinaban incluso la predisposición para las competencias humanas en las artes plásticas, por lo que dotar de los complementos necesarios para iluminar tu casa (bombillas, lámparas) tanto al exterior como al interior resulta ser un factor clave para semejar la cultura mediterránea.

Evita ante todo saturar o sobrecargar el ambiente y elije aquellos complementos que realmente iluminen con naturalidad tu espacio, para colgar desde el techo o en los muros, de materiales como acero o hierro y en colores como ocre, grises y negros darán un remate estupendo con los colores y materiales escogidos en el ajuste de la fachada, techos, suelos, puertas y ventanas.

Este tipo de estilo decorativo se considera más adecuado para climas cálidos precisamente por la importancia que tienen la luz y la claridad, sin embargo si lo quieres adaptar en una estancia con un clima menos caluroso la clave es que logres conservar a través de la disposición de tu casa y de los elementos decorativos de alumbrado en ella, el concepto de la condición lumínica mediterránea: “una luz que calienta pero no abrasa, que permite la vida y ofrece al hombre una intensidad y duración adecuadas”.

Si deseas explorar algunos ejemplos de espacios que han adaptado lo mejor del diseño mediterráneo haz click aquí.