Casas modernas: Ideas, diseños y decoración

  1. Ad
  2. Ad
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. Ad
  5. Ad
  6. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  7. Ad
  8. Ad
  9. Ad
  10. Ad

Hacerse una casa moderna

Más allá de la génesis del estilo moderno y de lo que puede hacerse con él, lo cierto es que se existen puntos en común que a todos nos hacen pensar automáticamente en una vivienda llamada moderna.

Una cubierta plana es quizá la característica más representativa de una casa de estilo moderno. Al encontrarnos una vivienda unifamiliar con este tipo de cubierta, poco se puede discutir en torno a la idea de diseño de vanguardia que se busca.

La fachada suele ser acristalada, un elemento representativo de este estilo. Se sostiene en el concepto de espacios luminosos presididos por grandes ventanales. Es común emplear además carpintería en vez de ventanas de aluminio o de PVC.

Probablemente lo que más identificaría una vivienda clásica sería su fachada revestida en madera, piedra o incluso ladrillo. Para una casa moderna, sin embargo, los acabados en mortero para revestir los demás materiales.

Y finalmente, además de luminosos, los espacios de una casa moderna tienden a ser amplios y con altura. Generalmente se utilizan colores claros en paredes y se evita dejar vigas o pilares, que no necesariamente cuadran con el estilo. Esto le agrega el aspecto casi industrial y de líneas rectas de las casas modernas.

En homify te mostramos una selección de casas modernas y otros estilos para que te inspires a la hora de construir.

Desde la fachada

El carácter de modernidad de una casa suele juzgarse desde su fachada. La gente considera modernas aquellas fachadas que generan gran impacto visual y protagónico, pero esto es mera arrogancia de diseño. Una fachada verdaderamente contemporánea es honesta y simple.

Lo importante es definir bien la entrada, es decir entender claramente dónde está el acceso. El diseño con líneas rectas y formas puras ayudará en esta tarea. Ayuda también no usar demasiado vidrio, de no ser necesario, y jugar más bien con su geometría. No se deben incluir ornamentos inútiles e innecesarios, para mantener la sobriedad en el estilo. Si tenemos balcones, podemos incluir volados y cubiertas.

Decoración moderna para interiores

La primera regla es que la decoración de las paredes no es estrictamente necesaria. A veces dejarla desnuda basta, sobretodo cuando su material tiene una textura interesante como el ladrillo, el concreto armado o la piedra. Una obra de arte es buena dependiendo de lo que nos haga sentir. A veces, apoyar a artistas locales y emergentes, que arriesguen a usar técnicas distintas.

En cuanto a cortinas y persianas, los estampados florales o el exceso de tela y pliegues no son amigos de una decoración moderna. Por eso han de ser tan simples como se pueda, con tejidos que protegen de la luz y de colores claros o neutros que se puedan combinar fácilmente con el resto de la decoración. Las persianas son de por sí un elemento más contemporáneo que las cortinas, pero es importante que no se sientan como “de oficina”, por eso recomendamos que sean de madera para dar un toque más hogareño.

Las plantas son elementos que nunca irán mal en una casa. Un toque moderno lo da el lugar donde colocarlas: bajo la escalera por ejemplo o incluso en las paredes. Los jardines de piedra o arena también suelen estar de moda.

La modernidad va de la mano con la creatividad a la hora de solucionar problemas de diseño. Cualquier proyecto que podamos hacer con las propias manos – y con poco presupuesto – le dará un valor agregado a nuestro hogar.

La iluminación es importante

La luz tiene un poder muy fuerte en la decoración y hay profesionales que se dedican única y exclusivamente a esto. Nuestro consejo es el siguiente: déjate asesorar. La creatividad en la iluminación puede surgir de diferentes maneras, desde la geometría de las lámparas hasta el color de la luz.

El ahorro energético es fundamental en las casas modernas. La regla de oro que la mayoría olvida: diseñar espacios en los que se pueda aprovechar la luz natural tanto como sea posible. Esto se logra con cambios tan simples como ajustando el tamaño de las ventanas, o dejar espacios entre bloques de ladrillos que permitan el paso de la luz. Con respecto a la luz artificial, debes encontrar el balance perfecto entre ahorro, consumo y vida útil.

Finalmente, ¿usamos luces LED o halógenas? De escoger una te recomendamos las LED, que contaminan menos y desperdician menos energía, lo que al final será mejor para el ambiente y para tu bolsillo. Pero de acuerdo a nuestras necesidades, podemos combinar ambas.

¿Cómo hacer que nuestra casa luzca moderna con poco presupuesto?

Existe la mala concepción de que una casa moderna es sinónimo de lujo, consumo y extravagancia. Nada más alejado de la realidad. Para lograr un diseño contemporáneo sin gastar grandes sumas de dinero simplemente debemos empezar por deshacernos de todo lo que no necesitemos. “Menos es más” y esto aplica para todo. Desde los materiales de la fachada hasta los adornos de la sala.

Todo debe tener un propósito para cada espacio: en la modernidad todo tiene un porqué y una utilidad. No coloquemos dos sillas en el pasillo que nadie va a usar, por ejemplo, o no decorar un “rinconcito de lectura” en la sala, cuando leemos en el dormitorio.

Finalmente, no ostentar. La decoración de tu casa debe inspirar tranquilidad y equilibrio. No gastar dinero en elementos costosos pues la ostentación es de muy mal gusto. Esto aplica tanto desde los colores al mobiliario.

Si quieres saber mayor información sobre cómo decorar y diseñar tu casa, puedes hacernos una consulta gratuita y te pondremos en contacto con el mejor profesional para ti.