Casas estilo tropical: Ideas, imágenes y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. Ad
  4. Ad

El estilo arquitectónico tropical que se hizo presente ya desde el siglo XIX y se fue ajustando rápidamente durante el siglo XX, desvaneció a su paso los rastros culturales típicos regionales de: abstracción y monotonía y trajo consigo un auge modernista, haciendo que los diseñadores y los arquitectos tuvieran que apropiar nuevas formas, materiales e ideas a las costumbres regionales, creando soluciones más frescas y renovadas.

El siglo XXI por su lado trajo además una visión ecológica y sostenible a las obras, hoy en día ya no es posible construir y diseñar sin tener en cuenta las demandas planetarias, los fenómenos climáticos en un sitio afectan directamente la ideación de estructuras y la elección de materiales.

El concepto tropical ampliamente reconocido y utilizado en los países por debajo de la línea del Ecuador seguirá evolucionando y cambiando de acuerdo a este tipo de condiciones mediante técnicas vanguardistas que permitan dar con soluciones más eficaces y sustentables, al tiempo que se conserva la alegría y el color. En lo que sigue encontrarás algunas características para apostar por una encantadora casa tropical  que te servirán como referente para iniciar tu propio proyecto de remodelación o decoración. 

Adaptándose al trópico

Se estima que un 40% de la población mundial vive en los trópicos haciendo frente a temperaturas de unos 30 grados centígrados o más, con su ambiente entre húmedo,  caliente y árido, estas personas han creado entornos llenos de vida con combinaciones de colores pasivos pero llamativos que utilizan tanto en objetos grandes y pequeños así como en texturas naturales evocando comodidad, calidez, informalidad y acogimiento.

Disponiendo amplios jardines, con plantas alrededor, levantando paredes que resaltan en colores vibrantes e instalando balcones bajo techos de gran altura de los que sobresalen importantes aleros que facilitan la creación de sombras favorables (los cuales ayudan a mitigar las temperaturas entre áreas visibles e íntimas) tendrás un primer acercamiento al trópico.

El juego entre sol y sombra en este diseño resulta clave en cada zona, de modo que el impacto producido por el calor pueda ser neutralizado, se puede desde el principio disponer sistemas de recolección de agua eficaces y fachadas perforadas buscando que el límite entre el interior y el exterior se desdibuje y se reconozca un espacio apropiado para hacer frente a la humedad, la lluvia, el sol, el calor o cualquier tipo de condición climática. Estas casas pueden ir desde un sólo piso hasta llegar a ser edificaciones colosales, todo está en el alcance que quieras darle a tu iniciativa.

Armonizando el interior

Entre otros elementos a tener en cuenta que son perfectos para una casa tropical están: los grandes revestimientos en maderas, ladrillos, cielos rasos, la colocación de una piscina de corte natural, el empleo de pérgolas, persianas y aislamientos térmicos en todo el sitio que extienden la vida útil de las estructuras haciéndolas más resistentes a todo tipo de temperatura.

Además entre otras piezas decorativas que añaden vigor y pueden interconectar diferentes zonas se encuentran: las lámparas y las luces de techo en formas frutales, los ventiladores de techo con paneles tejidos, grandes jarrones y floreros de mimbre, alfombras de jute, plantas naturales o artificiales, flores de colores, palmeras, cuadros alusivos al trópico con animales y paisajes así como telas en algodón y finas sedas con imágenes de animales tropicales y exóticos.

Para una conexión con un ambiente más silvestre puedes agregar un colorido loro o perico como centro de atención, un acuario de agua salada con coloridos peces de diversas especies del trópico o una fuente rodeada de follaje rematada en rocas con texturas naturales.

Por su parte el amoblado se caracteriza por estar hecho en materiales tejidos en mimbre y bambú o maderas naturales como el palo de rosa, la caoba, el ratán y la teca, en muebles como sillas, puertas, mesas, sofás, armarios, repisas y otras piezas decorativas. Los pisos también en madera, cerámica o piedra al natural, con preferencia protegidos por alfombras y tapetes en fibras naturales al igual que la tapicería de los sillones con diseños rayados, de leopardo o con motivos florales en colores vivos y brillantes, darán vida al interior de tu hogar. 

Sostenibilidad

¡Qué mejor que adaptar prácticas sostenibles a la hora de construir!, apoyar procesos de fabricación, tratado y renovación de materiales como la madera en los que se reduzca considerablemente el uso de recursos y energía. Con previos estudios bioclimáticos para evitar gastos adicionales e innecesarios o apoyo de empresas de energía solar puedes hacer énfasis en la instalación de paneles solares y sistemas de bajo consumo que harán de tu hogar un lugar maravilloso en el que se aprovechen adecuadamente el sol y los vientos.

Las paredes planas en forma rectangular serán otro aliado que permitirán llevar a cabo una organizada circulación de la ventilación y evitar el uso de aire acondicionado minimizando una vez más el impacto medioambiental a partir de un sistema sostenible integrado en todo el armazón de tu casa tropical. Una construcción tropical y sostenible, no tiene porque implicar grandes costos, aquí la idea es combinar el minimalismo de esquemas sencillos pero eficientes que se apoyen en la naturaleza, con algunos detalles exuberantes en la decoración con matices en tonos neutros como el beige, el amarillo claro y el blanco almendra, actuando como colores base de tonos más cálidos como rojos, verdes y marrones.