Cocinas: Ideas, diseños y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
    ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
    ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
    ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
  4. ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
    ¿Necesitas ayuda con tu cocina?

¿Cómo planificar la cocina ideal?

La cocina es el corazón de una casa. Para lograr un ambiente funcional y cómodo debemos tener en cuenta que el diseño de este espacio deberá ser hecho a medida, pues tiene que funcionar como un reloj. Debemos saber donde está ubicado cada elemento: el menaje, los condimentos, las ollas, los utensilios, los moldes, para que su uso sea placentero y práctico, sin perder ni un minuto de tiempo. Por lo que la premisa mayor del diseño será la organización.

Una mala distribución hará que esta sea siempre un caos. Se debe seguir una secuencia lógica y la recomendación más práctica es considerar un triángulo de trabajo, que implica tres puntos: el área de la estufa y el horno, el de lavado y el almacenaje, que incluye la refrigeradora. Esta recomendación debe tenerse en cuenta a la hora de distribuir el mobiliario y el equipamiento, para lograr un recorrido funcional y ergonómico.

El mobiliario de la cocina es fijo, por lo que la distribución debe ser muy bien pensada para no cometer errores. Al momento de planificar, debemos analizar el estilo de vida que tenemos. No es lo mismo vivir solo que con la pareja o con hijos. Nuestro estilo de vida puede verse reflejado en el diseño de nuestra cocina: abierta e integrada a la zona social; con una barra, a modo de bar; o una más práctica y familiar con una isla central que sirva como comedor de diario o un ambiente mínimo.

La ayuda de un profesional nos puede hacer la tarea más fácil, sobre todo en esta etapa crucial del trabajo.

¿Cuál es la mejor distribución?

La ergonomía es algo que pasamos por alto cuando buscamos tendencias más a la moda y los mejores muebles para la cocina. Lo primero a tomar en cuenta es el acceso: las puertas de los aparatos y muebles se deben abrir fácilmente y no tener obstáculos mayores para abrirlas. La opción perfecta para la puerta de entrada sería que no se abriera hacia adentro. Si no es posible, podemos poner algunos separadores para que la manija no dañe el refrigerador o los muebles que están en la entrada.

El “triángulo de trabajo” es importante por dos razones: nos permite movernos con facilidad en el espacio y separa lógicamente cada aspecto del trabajo, es decir, que las áreas de lavado, estufa y almacenaje no se mezclan entre sí.

Aunque tener un triángulo de trabajo es ideal, el espacio no siempre nos lo permite, como en el caso de los modelos lineales. Sin embargo, en estos casos podemos separar cada espacio, teniendo la estufa en un extremo y el refrigerador en el otro, con el lavadero al medio.

Una cocina con “isla” es ideal, si se tiene el espacio. En este caso, la isla puede contener la estufa o el lavadero. En cuanto a las medidas, no más de 2,7 metros de largo y al menos 1,2 metros de distancia a la isla son las mejores para tener todo a la mano sin mayor esfuerzo.

Otra opción es la cocina paralela, con la ventaja de un espacio de trabajo amplio, ya que en una línea se encuentran la estufa y el lavadero y en el otro el espacio de almacenamiento, con mucho espacio entre ambos. Un espacio de mínimo 1,2 por 2,7 metros es ideal. Lo mismo con las de tipo angular o “en L”. En el caso de una en forma de U invertida es importante que la proporción se mantenga de forma triangular.

¿Qué materiales puedo usar?

El mobiliario implica un gasto considerable. A todos nos gustaría contar con los materiales y herrajes más modernos que existen en el mercado, pero esto hará que los costos se incrementen. Un diseñador de interiores es el profesional indicado que nos brindará la asesoría necesaria para lograr un equilibrio entre tu presupuesto y lo que podemos construir.

La cocina además de organizada tiene que ser un espacio muy higiénico. Para lo cual, los materiales que elegimos para ella deben tener superficies resistentes y fáciles de limpiar. Para los pisos, se recomiendan los porcelanatos, cerámicos o las baldosas hidráulicas que han vuelto a estar en tendencia. Para los muebles, existen en el mercado alternativas a la madera como los tableros MDF recubiertos con melamina, que son muy resistentes al desgaste y la humedad, además de tener diseños texturados similares a la madera natural.

Para el tablero de trabajo y la isla o barra, los mármoles, granitos y superficies de cuarzo son las más resistentes a la abrasión además de venir en una amplia gama de texturas y colores.

Para las paredes se puede elegir el mismo revestimiento del tablero o contrastarlo con otro formato. Para los frentes de reposteros podemos utilizar melamina de color sólido o texturada. También pintar el MDF al duco o poliuretano. En algunos módulos altos podemos utilizar puertas de marco de aluminio con cristal arenado para dar movimiento y ligereza a la composición.

La ambientación de un espacio tan importante necesita de creatividad si tenemos un presupuesto limitado. Actualmente las tendencias decorativas nos dan libertad de elección, por lo que se puede sustituir la construcción de una isla colocando una mesa o reciclando un mueble viejo. Y en vez de tener reposteros altos con puertas, utilizar sencillas repisas donde colocar la vajilla y el menaje como si fueran objetos decorativos.

Una cocina bien diseñada será el reflejo de nuestra personalidad y estilo de vida. Si buscamos la armonía y el balance entre la funcionalidad y la estética en el diseño lograremos que sea el verdadero corazón de tu casa.

¿Cómo iluminamos una cocina?

A la hora de decidir cómo iluminar una cocina buscaremos tanto funcionalidad como diseño. Una iluminación atractiva principalmente orientada a alumbrar este área de trabajo es imprescindible para desempeñar las labores cotidianas que suceden ahí. Lo ideal es una combinación de luces de techo para la iluminación general y luces focalizadas en las áreas de trabajo. Puedes ver algunos ejemplos en nuestra sección de cocinas modernas en homify.

Existen miles de opciones, tanto de lámparas colgantes, como empotradas en la pared, dependiendo del estilo que querramos imprimirle. Sea que las elijamos en carril, con una moldura o un modelo sencillo sobre la mesa, debemos asegurarnos de que la habitación quede bien iluminada.

Para el área de trabajo, como encimeras, fogón y lavadero, es recomendable iluminar con luces que ocupen poco espacio. Sobre nuestra encimera solemos encontrar estanterías, o bien muebles altos destinados a menaje, los cuales podemos usar como “fuentes de luz”. Podemos elegir luces LED o fluorescentes para este trabajo. Otra forma es mediante apliques decorativos, donde la forma y el color añadirán un toque especial a nuestras paredes.

Por último, podemos incluir luces para los cajones o dentro de las estanterías si las tenemos cerradas con puertas. Todo vale, siempre que sea funcional y se amolde a nuestro estilo particular.