Cuartos para niñas: Ideas, diseños y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. Ad
  3. Ad
  4. Ad
  5. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  6. Ad
  7. Ad
  8. Ad
  9. Ad
  10. Ad

¿Cómo puedo diseñar un cuarto para niñas?

Un cuarto para una niña no es igual al de un niño. Aunque ambos compartan muchas cosas y puedas encontrar tanto niños que juegan con muñecas como niñas que aman salir a escalar árboles, siguen teniendo gustos, necesidades e inquietudes distintas y eso se va a reflejar en su dormitorio. Lo más importante es conocer a tu hija, conocer sus gustos y necesidades, y tomar todo eso en cuenta para diseñar sus cuartos.

Los cuartos para niñas incluyen, por regla general, elementos que incentivan la creatividad y la alegría. A diferencia de los niños, las niñas aprecian más la socialización a través de hablar con sus amigas y recrear situaciones sociales de los adultos. Nuevamente, más allá de los materiales que tendrás disponibles, la mejor manera de diseñar el dormitorio de tu hija es conocerla y dejar que ella participe en el proceso.

Algunos aspectos que debes tomar en cuenta para el diseño son los colores, los materiales y los detalles.

Materiales resistentes: Tanto la cama como otros muebles deben ser de un material resistente. La madera es el más popular, pero no el único material disponible. Otros materiales, como la Melamina y el MDF son igualmente resistentes y estéticos.

La calidad de los muebles: Existe en el mercado gran cantidad de muebles multifuncionales y específicos para dormitorios infantiles que puedes elegir. Lo importante es que la cama, el armario, el escritorio y otros muebles sean de buena calidad y duren para varias generaciones si es posible.

Telas de estampados divertidos: Las sábanas, las cortinas e incluso una posible puertita de tela para un espacio de juegos tienen que tener estampados y colores que la estimulen y sobre todo que le gusten. Por lo general los colores pastel son la mejor opción.

Es importante que, al momento de diseñar cuartos de niñas, se cree un lugar donde puedan jugar, crear y divertirse pero también concentrarse para estudiar y relajarse.

Para una mejor asesoría, puedes contactar con nuestros profesionales.

Para empezar, ¿cómo lo amueblo?

Una niña necesita algunos muebles específicos como un tocador con espejo, percheros para carteras, etc. Aquí algunos ejemplos de muebles que puedes usar para el cuarto de tu hija.

La cama: Es la protagonista obvia del cuarto. La opción de moda es la cama-mezzanine, una suerte de camarote de un solo colchón en la parte superior, accesible por una escalera, mientras que el espacio de abajo puede usarse para una pequeña área de estudios o de juegos. Son prácticas y divertidas ya que combinan el ahorro de espacio con el juego o el estudio. Una cama más tradicional puede incluir una cabecera de tela con una textura agradable o un pequeño estante para sus libros favoritos.

Tocador y armario: las niñas necesitan un espacio especial para vestirse, peinarse y arreglarse. Incluir un pequeño espacio de tocador integrado al armario será tu mejor opción para hacerlo de forma práctica y sin malgastar el espacio.

Espejos y percheros: tanto si el espacio es pequeño como grande, un espejo de cuerpo entero es esencial, así como un perchero para sus accesorios, como carteras, abrigos, mochilas y telas.

¿Cómo puedo decorar un cuarto para niñas pequeño?

En especial si el espacio es muy pequeño, existen montones de opciones para amueblar un cuarto, logrando incluso espacios exclusivos para jugar o estudiar. Algunos ejemplos son los siguientes:

Muebles multifuncionales: Por ejemplo, una cama-mezzanine con la cama arriba y espacio para jugar abajo, o escritorios que incluyen cajones para guardar juguetes.Los muebles multifuncionales son la mejor opción para un cuarto de niñas pequeño, o uno en el que quieras aprovechar el espacio al máximo.

Uso de colores: Aquí importa mucho la opinión y preferencias de tu hija: ¿prefiere los colores brillantes y llamativos? ¿le gustan los colores pastel? Los colores influirán en sus niveles de energía y por lo tanto en su estado de ánimo.

Uso de texturas: Si tu hija tiene menos de 6 años, las texturas distintas, como telas, alfombras, madera, etc, aportarán muchísimo a su desarrollo. Si es mayor, el uso de texturas ayuda a darle estilo al cuarto. Nuevamente, la opinión y el estilo de tu hija debe ser tomado en cuenta.

Espejos: Cualquier espacio pequeño se verá más grande si le pones un espejo. Es un truco que todos los diseñadores conocen.

Iluminación natural: No solo ayuda a ahorrar energía, sino dan una impresión de amplitud mayor que, sumada al uso de espejos, dará la impresión de más espacio en un cuarto pequeño.

Muy importante, ¡los colores!

¿Sabías que el color rosa solo se considera femenino desde 1940? En efecto, durante gran parte de la historia, el rosa fue un color masculino que se asociaba al rojo y el celeste, considerado un color más delicado, se asociaba a lo femenino. Más allá de los estereotipos, el color del cuarto de tu hija tiene más que ver con las sensaciones que quieras darle que aquello que dicta la sociedad.

Colores neutros: El blanco o el beige son colores delicados, fácilmente combinables. Pueden lograr un efecto suave que puede ser muy agradable.

El rosa y los tonos rojos: Son los que consideramos “femeninos”. El rojo no es recomendable porque activa la agresividad y la ansiedad, pero el rosa es un color que invita al juego, la compasión y la inspiración. Mientras tanto, el púrpura llama a la espiritualidad.

El amarillo, el azul, el naranja y el verde: Son colores vivos, básicos y estimulantes, se recomienda su uso en combinación con otros colores más neutros para crear balance.

Los tonos pasteles: Causan las mismas sensaciones que los colores que representan, pero de manera más calmada. Son la gama que mejor funciona en el cuarto de una niña pequeña, menor de 6 años.

Otras cosas a tomar en cuenta

Las niñas necesitan un balance entre el juego, una cierta vanidad y el estudio, por lo que es importante crear un balance entre todos los aspectos de su vida. Es esencial incluir un espacio de estudio que sirva exclusivamente para el desarrollo de sus habilidades cognitivas y que, sobre todo, la haga sentir independiente y capaz de lograr sus sueños. Pero igual de importante es que tenga un espacio para ser una niña tal como ella lo quiera.

Tal vez el consejo más importante es conocerla y acompañarla en cada paso de su niñez. Conocer bien sus necesidades, sus inquietudes y las cosas que la hacen ella misma es lo esencial. Y su cuarto debe reflejarlo.