Cuartos para niños: Ideas, diseños y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. Ad
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. Ad
  5. Ad
  6. Ad
  7. Ad
  8. Ad
  9. Ad

Sea propio o compartido, los niños necesitan un dormitorio acorde con sus necesidades y sus gustos. Casi sin darte cuenta, crecen, dejan de ser bebés y se convierten en pequeñas personitas con sus deseos, singularidades e ilusiones. Por eso, la decoración de un cuarto para niños está en constante evolución, igual que ellos.

Lo esencial, aquello que nunca puede faltar, es que este espacio sea un lugar donde puedan jugar, estudiar, soñar y ser ellos mismos. Los cuartos para niños no son lo mismo que los cuartos para niñas. Aunque ambos se familiarizan con su entorno y su habitación es como su pequeño mundo, cada uno de ellos tiene gustos y necesidades distintas. Si a tus hijos le gustan los coches, o los deportes, las princesas o los animales, ten siempre en cuenta la opinión de los pequeños.

¿Cómo decorar un cuarto para niños?

Todo depende de la edad del niño, de si tiene hermanos o hermanas con los que va a compartir y de sus gustos. Por lo general una combinación entre un dormitorio, un espacio para jugar y para hacer las tareas, todo en uno. Tiene que ser un espacio estimulante en el que se sientan cómodos y felices.

Tomando en cuenta los gustos de tu hijo, puedes hacer que su habitación sea temática, por ejemplo de carros de carrera o sus caricaturas favoritas. Esto funcionará sobre todo cuando sea pequeño, ya que irá cambiando conforme crezca. Al inicio, entre los 4 y 6 años, los cuartos temáticos funcionarán muy bien, sobre todo con varias cajas de juguetes, pues lo más importante es que jueguen y descubran su mundo.

Entre los 6 y los 8 años, el cuarto tendrá que incluir, poco a poco, elementos que le ayuden a aprender y le estimulen a hacer las tareas del colegio. Algunos libros, un espacio bien definido para jugar y otro bien definido para estudiar, leer o hacer cualquier actividad que no necesite movimiento.

Más adelante, conforme va creciendo y llegando a los 10 años, de seguro tendrá opinión y querrá decidir sobre qué cosas tener en su dormitorio, qué cosas botar y cómo querrá decorarlo. Posiblemente a esta edad quiera tener una tele, una computadora o una consola de videojuegos. O tal vez no, y le gusten las actividades físicas como el fútbol u otros deportes. Que su cuarto refleje precisamente aquello que lo define.

Si el cuarto es compartido, como ocurre en muchísimas casas en Perú, el diseño y la decoración tendrán que tomar en cuenta a ambos niños y lo recomendable es que tengan edades similares. En este caso, puedes poner un camarote que compartirán.

Para los colores, es preferible que sean claros. Los colores neutros tienen efectos calmantes. Un verde dará relajación y un ambiente natural; el naranja, vitalidad y un ambiente que invita a socializar; el amarillo, optimismo y estimula la actividad intelectual; el gris, por último, es combinable con todo.

Para más ideas y consejos de cómo decorar cuartos para niños, puedes contactar con nuestros profesionales.

¿Qué muebles necesitan los dormitorios para niños?

Por supuesto, lo primero es una cama que sea cómoda y suficientemente grande, pues es un tiempo de crecimiento. Con una cama de plaza y media será suficiente en esta etapa, y con un camarote para compartir entre dos. Existen varios modelos de camas para niños que puedes instalar: una cama directamente encima de la otra o en L, con una sobresaliendo de la otra y un espacio bajo la cama de arriba.

Ese espacio puede ser usado como escritorio, por ejemplo, o para poner los juguetes de los niños. Incluso puede ser el espacio para una pequeña cómoda donde guardar la ropa. Sea donde decidas poner un escritorio, este mueble debe ser lo más cómodo posible para poner libros, cuadernos, lápices, etc.

Los muros son el lugar perfecto para poner estantes, en los que pueden colocar sus objetos, sus películas o sus libros. Y si no tienes un closet, puedes combinar entre cómodas y baúles para diferentes cosas. En homify, tenemos miles de ejemplos de decoración de cuartos para niños con los que puedes inspirarte.

Finalmente, puedes poner un sofá al lado del área de juegos, que defina un espacio para relajarse, si el cuarto es suficientemente grande. Este espacio puede estar enmarcado también por una pequeña estantería que la separe del espacio para dormir y estudiar.

La importancia de tener espacios de almacenamiento

Sobre todo durante la niñez, la cantidad de cosas que existen en el cuarto de un niño son muy variadas y abundantes. Este acumula juguetes, películas, ropa, libros, revistas de historietas, álbumes de figuritas, posters, pequeños objetos de sus amigos, etc, además de los libros del colegio, cuadernos y útiles. Tener un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar es entonces el mantra que deberás seguir.

Un mueble muy práctico es la cama con cajones. Existen modelos de todo tipo, que permiten maximizar muy bien el espacio, para guardar las sábanas de recambio, por ejemplo. Un escritorio para niños con cajones será perfecto para guardar cuadernos y útiles; un estante sobre el escritorio, para poner libros. A muchos pequeños les gusta coleccionar muñecos o carros: un estante flotante sobre la cama puede ser el lugar perfecto para colocarlos.