Jardines mediterráneos: Ideas, imágenes y decoración

  1. Ad
  2. ¿Necesitas ayuda con tu jardín?
    ¿Necesitas ayuda con tu jardín?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu jardín?
    ¿Necesitas ayuda con tu jardín?
  4. Ad
  5. Ad
  6. Ad
  7. Ad
  8. Ad
  9. Ad
  10. Ad

La eminente horticultora y diseñadora de jardines londinende Gertrude Jekill nacida en 1843 que creó cerca de 400 jardines entre América, Reino Unido y Europa  a lo largo de su vida, ya lo reconocía en su momento:  “Un jardín es un gran maestro. Te enseña paciencia y un prudente cuidado, te enseña la industria y el ahorro en la economía, y sobre todo, la verdadera confianza”.

Y es que ya de por sí constituye una fortuna contar con un área al aire libre en tu casa en la que puedas disfrutar de la hermosura de la naturaleza, compartir reuniones inolvidables en medio de risas y voces creando los mejores recuerdos de tu vida, donde niños y adultos puedan jugar y corretear por todo el espacio, el jardín mediterráneo es por tanto un ambiente lleno de magia que con un diseño y decoración adecuados evocarán alegría, amor y diversión en todo tu hogar.

Emplear el concepto mediterráneo para crear jardines de ensueño será una gran elección si lo que deseas lograr es una vista de lo más natural e iluminada posible, en los siguientes párrafos se han recogido algunas propiedades que te darán luces acerca de la adopción de este estilo.

Techumbres y tejados.

En los techos es característico instalar pérgolas o cobertizos funcionales en los que componentes como la madera, el acero, el policarbonato, el vidrio o el ladrillo se combinan para crear estructuras que en tiempos secos permiten el paso de la luz y adornan zonas de sombra idóneas para la distensión y la relajación, y en tiempos de precipitación posibilitan la filtración de la lluvia, utilizada estratégicamente por ejemplo para regar plantas ubicadas en su parte inferior de forma natural.

Combinaciones originales a partir de techos de vidrio sobre dichos cobertizos crearán un lugar perfecto para descansar en cualquier momento incluso en tiempos de lluvias escuchando las gotas caer sobre la superficie de cristal.

Además elegir óptimamente los materiales de estas cubiertas hará que la iluminación artificial requerida sea mínima y que tan sólo en horas de la noche sea necesario encender minúsculos focos de luz ubicados en los muros, paredes, o incluso en el suelo entre el pasto.

Amoblado y complementos.

El mimbre y la madera son muy utilizados para dar con el punto de lo que llegue a ser un  jardín mediterráneo, sin embargo dependiendo de la perspectiva que le quieras dar al recinto también puedes usar muebles hechos en materiales metálicos pintados en colores vibrantes creando un contraste con la amplia gama de tonos neutros propios de este estilo. Entre tumbonas, taburetes, sillones y mesas centrales de fibra podrás plantear un concepto que transmita de forma permanente comodidad y lujo.

Revestimiento de suelos magníficos instalados por conocedores del tema, en tablones de madera u hormigón, en baldosas de color ocre o incluso en piedra, además de otras estructuras fabricadas en este último elemento, tales como: fuentes o estanques medianos y pequeños, hornos en leña para cocer tu mejor asado o preparar una deliciosa pizza al aire libre, serán piezas que complementaran la apariencia típica y refinada del sitio.

Por su parte persianas tradicionales del mediterráneo, delgadas, hechas en metal y en colores grises o blancos, así como toldos y parasoles diseñados en tejidos ligeros y en colores que se pueden salir un poco de la gama neutra e incluir: violetas y azules aguamarina, con el tamaño suficiente te permitirán proteger del sol o la tempestad a los habitantes del lugar y crearán el ambiente idóneo tanto para momentos de recogimiento como para momentos de diversión y placer.

Instalación y cultivo de árboles y plantas.

Alrededor de todo el jardín, la adecuación de áreas cubiertas por: pasto, árboles y plantas en macetas de diferentes tamaños y de diversos tipos darán un toque especial. Las más comunes comprenden: plantas árboles con un tallo leñoso y de tamaño considerable; plantas arbustos cuyo tronco también es leñoso pero tienen la facilidad de que pueden ser cortadas en la forma particular que prefieras darles; plantas herbáceas generalmente pequeñas y arregladas en materas, que poseen beneficios medicinales o en algunos casos son utilizadas como complementos de la alimentación diaria: albahaca y orégano son algunos ejemplos; plantas trepadoras que se despliegan sobre muros o enrejados diseñados en materiales como metal, madera o bambú y plantas con bulbos que crecen bajo la tierra y a partir de los cuales surgen hermosas flores como los tulipanes y los narcisos.

Cultivarlas y mantenerlas no tiene porque ser un trabajo difícil, pero debe hacerse de forma apropiada para que se conviertan en las protagonistas centrales del lugar por un largo tiempo, para esto deberás tomar en consideración aspectos como: las condiciones del clima donde está ubicada tu casa, la salud de las raíces, las propiedades y estado de los suelos a utilizar, además de las tareas de cuidado posterior que deben hacerse, entre otros. Si quieres un acabado mucho más profesional siempre puedes buscar un arquitecto paisajista de tu zona que te apoye en la tarea de crear tu propio jardín mediterráneo.

Lo más seguro es que el colorido y armonía logrado por la disposición de un follaje único no deje indiferente a nadie y te haga sentir como si del jardín heleno preferido por el mismo Epicuro se tratara.