Jardines zen: Ideas, diseños y decoración

  1. Sala y jardín : Jardines zen de estilo  por Mauriola Arquitectos
  2. Diseño Oficina Comercial: Jardines zen de estilo  por B+ Studio
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. Jardines zen de estilo  por Esprit Zen
  5. Jardines zen de estilo  por Arquitectura Creativa
  6. Jardines zen de estilo  por やまぐち建築設計室
    Ad
  7. Jardines zen de estilo  por 株式会社Garden TIME
  8. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  9. Jardines zen de estilo  por MDQ ARCHITECTURE CHILE
    Ad
  10. Jardines zen de estilo  por Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  11. Jardines zen de estilo  por KMMA
  12. Jardines zen de estilo  por Arquitectura Creativa
  13. Jardines zen de estilo  por Arquitectura Creativa
  14. Jardines zen de estilo  por Terra Development Group
  15. Jardines zen de estilo  por Laura Vidal Estudio de Paisajismo - Interiorismo
  16. Jardines zen de estilo  por ARquitectura
    Ad
  17. Jardines zen de estilo  por Pomp & Friends - Interior Designer
  18. Jardines zen de estilo  por Arquitectura Creativa
  19. Jardines zen de estilo  por 山本嘉寛建築設計事務所 YYAA
  20. Jardines zen de estilo  por contacto36
  21. Jardines zen de estilo  por SZ ARQUITETURA
  22. Jardines zen de estilo  por Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  23. Jardines zen de estilo  por Lux4home™
  24. Jardines zen de estilo  por Simple Projects Architecture
  25. Jardines zen de estilo  por Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  26. Jardines zen de estilo  por contacto36
  27. Jardines zen de estilo  por Aralia
  28. Jardines zen de estilo  por Aralia
  29. Jardines zen de estilo  por 株式会社Garden TIME
  30. Jardines zen de estilo  por dal design office
  31. Jardines zen de estilo  por SP_Arquitectura
    Ad
  32. Jardines zen de estilo  por SP_Arquitectura
    Ad
  33. Jardines zen de estilo  por palmiye aydınlatma

¿De dónde proviene la tradición de los jardines zen?

Los jardines de estilo zen tienen una historia milenaria proveniente del Japón. La palabra karesansui, que designa a este tipo de jardín, ya aparece en el Sakuteiki, el más antiguo manual japonés de jardinería publicado en el siglo XII. El jardín japonés antiguo no se corresponde con el concepto que tenemos los occidentales del jardín verde, en ellos la piedra es la protagonista. Los jardines zen clásicos son un paisaje seco, que sugiere montañas y agua usando sólo piedras, arena, grava y ocasionalmente plantas. El agua es simbolizada mediante arreglos de piedras formando una cascada seca.

Los jardines zen están concebidos como espacios contemplativos que aporten tranquilidad, sencillez y armonía para brindar una sensación de paz al contemplarse. Son espacios de jardín donde su tamaño no está condicionado, su diseño es flexible y se adecua al espacio existente. Son los jardines ideales para espacios pequeños y muy usados en interiores. En ciudades donde el estrés diario es la norma, tener un jardín zen al cual contemplar al llegar a casa es un elemento que dará tranquilidad a la mente.

¿Cuáles son los elementos de diseño en los jardines zen?

De acuerdo al Sakuteiki, el diseñador del jardín debe sentir el lugar, antes de colocar los arreglos de piedra en el paisaje. Si trasladamos esta sabiduría oriental al presente, podemos tomar algunas recomendaciones para tener la inspiración de crear un jardín zen que se integre a la arquitectura de una casa contemporánea. Con la asesoría de un arquitecto paisajista, podemos encontrar el diseño de jardín zen ideal para el estilo de vida de la familia, tomando en cuenta los siguientes elementos:

Piedra

La piedra es el elemento central del jardín, al igual que los jardines de piedra. Colocada para simular las intrincadas formas de la naturaleza y ayudar a la meditación, la piedra añade paz y tranquilidad. En la costa peruana la arena de playa no es blanca, así que para conseguir el efecto se puede usar piedra granalla blanca, sobre todo la granalla arrocillo o granulada que es muy menuda. Con un rastrillo se pueden dibujar suaves líneas onduladas ya que la inclusión de la arena simboliza el agua.

Otra piedra perfecta para los jardines zen es la piedra de río, canto rodado blanca de granito o en color negro de basalto. Las granallas y canto rodado se venden en las tiendas de mejoramiento para el hogar, los viveros o las tiendas que comercializan piedras de cantera. Para cubrir una superficie de 1 m2 se usa 30 kilos de granalla compactada en una capa de entre 3 a 5 cm. Para cubrir 1 m2 con canto rodado se necesitan 45 kilos de piedra.

Suculentas

Las plantas conectan con la naturaleza y ayudan en el proceso de relajación. Los jardines zen son jardines áridos. Incluir plantas de bajo mantenimiento como las suculentas, ayudará a crear sentimientos de calma y serenidad. Las plantas suculentas se caracterizan por sus tallos y hojas gruesas, son plantas que retienen el agua lo cual les permite sobrevivir en zonas áridas como la costa peruana. Entre las especies de suculentas disponibles en los viveros peruanos tenemos la kalanchoe que es muy vistosa por sus flores en pequeños ramilletes, los cactus verdes euphorbia, el aloe, el agave, la echeveria, la portulaca con flores blanco y fucsia, la corona de cristo con flores rojas entre otras. Estas plantas necesitan para poder desarrollarse un contacto directo con el sol, un suelo bien drenado y poco riego. El suelo debe ser un sustrato compuesto por tierra de chacra, arena de río, pedregullo y materia orgánica como el compost. También se pueden nutrir con abono líquido que contenga una equilibrada proporción de fósforo, potasio y nitrógeno. No es una suculenta, pero una planta muy ligada al jardín zen es el bambú, también conocido como caña de Guayaquil en el Perú.

Pasos

Una de las cualidades de los jardines zen es que se crean a modo de pequeño oasis. Para no caminar sobre las cuidadosamente colocadas piedras, el diseño debe incluir pasos que den el placer de atravesar el jardín sin malograr las plantas. Baldosas planas de piedra natural como la talamoye, laja, pizarra o pasos de madera reciclada son las alternativas ideales.

Agua

Si bien en el jardín zen clásico, el agua se simulaba con piedras, en un jardín moderno es un elemento que aportará movimiento al jardín. El sonido relajante del discurrir del agua será un elemento clave. Un estanque de jardín silvestre o una fuente con base de piedras de canto rodado y un velo de agua son las mejores alternativas. Si es un jardín pequeño o al interior de la casa, se puede colocar una fuente artificial, que recircula el agua con una batería, se pueden conseguir en las tiendas de mejoramiento para el hogar en diseños de reminiscencia oriental, como los Budas.

Césped o cubresuelos

El césped japonés puede ayudar a acentuar la sensación de cambios de textura entre los arreglos de piedras y la vegetación. Los cubresuelos con un efecto de tapizado son una alternativa al césped que requiere más cuidados. El liriope enano, kalanchoe, lantana y balsamina son las especies ideales como cubresuelos en la costa desértica peruana.

Espacios para contemplar

Los jardines zen son pensados para contemplarse, tener un lugar para sentarse bajo la protección del sol aumentará el disfrute del jardín, no sólo de forma individual sino con la familia y amigos. Desde una pequeña banca de madera a una completa terraza con techo sol y sombra, el espacio desde donde apreciamos el jardín, debe estar en completa armonía con materiales naturales como la madera y la piedra. La iluminación nocturna ayudará a transformar el espacio durante la noche apreciando el jardín zen bajo una nueva luz.

Mantenimiento del jardín zen

El jardín zen es un jardín de por sí de bajo mantenimiento ya que está pensado para ser contemplado y no usado, además al tener plantas suculentas los cuidados son mínimos. La mala hierba puede arruinarlo, así que para evitarla se debe colocar un geotextil debajo de las piedras, que además ayudará a que no se ensucien.

Cada cierto tiempo hay que reacomodar los cantos rodados porque pueden haber cedido ante el peso. También hay que proteger el jardín zen de las mascotas juguetonas y transmitirle a los niños que es un espacio para contemplar y que beneficia a la familia mediante su paz.