Puertas: Ideas, imágenes y decoración

  1. Ad
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. Ad
  5. Ad

Las puertas, esas piezas que te permiten comunicar los ambientes se convierten en uno de los elementos más importantes de la decoración tanto de interiores como de exteriores, su diseño, su color, su textura, toda su estética y por supuesto sus condiciones de seguridad son fundamentales a la hora de hacer una buena elección.

En los siguientes párrafos encontrarás información que te ayudará a tomar la mejor decisión de acuerdo a tus necesidades y presupuesto, no olvides además que siempre puedes buscar a los profesionales en instalación de puertas más cercanos que estarán complacidos de apoyarte en tu proyecto.

¿Qué tipos, materiales y costos puedo encontrar?

En primer lugar se encuentran las puertas principales que son unas de las más importantes por elegir ya que son el primer punto de comunicación del espacio que estés pensando adecuar sea privado o comercial con el exterior, donde ya seas el propietario o el inquilino siempre desearás que la primera impresión del recinto que habitas sea impecable.  

En segundo lugar están las puertas interiores como el objeto que introducirá al visitante o habitante del lugar a cada una de las zonas disponibles, proporcionando el nivel de intimidad o apertura deseados, donde teniendo en cuenta la función y necesidades de cada una de estas zonas se podrá elegir el tipo y material más óptimo.  

En los almacenes especializados se encuentran variedad de puertas principales e interiores para atender toda especie de gustos y requisitos:

Las tradicionales de madera, permiten exhibir una belleza natural que proporciona calidez y estilo al entorno. Son más usadas en interiores debido a que son susceptibles a factores como los cambios de temperatura y la humedad, su costo está alrededor de los 159,9 y 189,9 soles dependiendo del grosor de los tableros y de la calidad de la madera ya sea que tenga mayor o menor resistencia a la absorción de humedad.  Entre las más comunes se identifican: el cedro, el pino, la caobilla, el okume, entre otras.

Se pueden identificar subtipos tales como las enchapadas en madera, cuya estructura está compuesta por aglomerado, que son porciones de polvo o elementos  comprimidos, chapado con madera, creando un armazón más liviano, duradero y con una mayor resistencia que se puede encontrar entre los 129,9 y 189,9 soles.

Las automáticas, muy frecuentes en centros comerciales, supermercados, droguerías, y otros establecimientos de comercio, son una gran opción para solucionar la entrada de espacios mercantiles, también se pueden encontrar en el garaje de viviendas o en despachos, en las puertas de recepción o de acceso entre oficinas. Algunos sistemas de apertura se componen de carros corredizos que se mantienen junto con el perfil inferior, otros utilizan esquemas de aproximación de tarjeta electrónica, uso de huella digital y para mayor seguridad se utiliza gestión de sistemas antiaplastamiento con autoaprendizaje de dimensiones. Son elaboradas en materiales como madera, hierro forjado, acero o aluminio.

Las plegadizas o de acordeón, tienen como una de sus ventajas el ocupar menor cantidad de espacio ya que simplemente se deslizan de forma horizontal sin tener que considerar áreas libres para su apertura o cierre, por la flexibilidad que ofrecen en el acceso entre cuartos son idóneas para las habitaciones de niños. Están hechas de un grupo de hojas unidas que al abrirse se desdoblan hacia afuera y hacia adentro. Su precio varía entre los 109,9 y 449,9 soles dependiendo del material que se escoja: acero, PVC o pino celosía, entre otros.

Las abatibles por su parte, que se abren hacia el interior o exterior sea del baño, dormitorio, estudio o cocina por lo general ocupan una mayor cantidad de espacio y son ajustadas a las paredes a través de bisagras, son muy fáciles de conseguir y de reparar por lo que su costo frente a otro tipo de puertas es más económico, vienen hechas en madera o vidrio con bordes en hierro.

Las vidriadas y en fibra de vidrio son óptimas para adaptarse a cambios de altas temperaturas o climas húmedos además de que ofrecen una mayor claridad e iluminación en cualquier estancia. Una combinación exitosa se da cuando se junta el vidrio con las maderas o el acero en marcos que aportan un toque más fresco y moderno. Se pueden encontrar entre los 179,9 y los 379,9 soles.

Las hechas completamente en acero: comúnmente conocidas por su resistencia al frío, al agua, a la humedad, al calor y al sol, poseen unas hojas y marcos que ofrecen una mayor seguridad respecto a otros materiales, garantizando así una buena inversión para tu hogar o negocio.

¿Cuáles cerraduras puedo utilizar?

La  cerradura es un elemento que garantiza el nivel de seguridad necesario para brindar privacidad y protección a cualquier lugar, en el mercado se encuentran cerraduras tales como: las electromecánicas, que son usadas por lo general en portones o en rejas de madera o metal que se abren a distancia, y las electrónicas, que proporcionan mayor seguridad ya que disponen de un sistema de códigos de entrada o de claves, incluyendo opciones de ingreso a través de huella digital y sistemas de alarma.

¿Cuánto tiempo puede tomar la instalación completa?

Lo ideal es tener por lo menos un ayudante, especialmente en los casos de estructuras pesadas y de gran tamaño. Tomando como guía las instrucciones del producto e incluso contando con algo más de tiempo para disponer correctamente estructuras que presenten un poco más de complejidad, su instalación puede demorar entre 3 a 5 horas. Se puede también recurrir a personal experto del almacén en donde se adquirió la puerta, que aunque representará un cobro adicional por número de horas y el lugar a donde se deban desplazar, puede ser una solución más rápida si no se tiene mucha práctica en el tema.

De no instalarse inmediatamente después de su compra es recomendable que la puerta se almacene en lugares donde no tenga contacto ni con el sol ni con la lluvia para evitar su deterioro.