Salas y Recibidores: Ideas, diseños y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

La importancia de la sala

Existen varias palabras que deben tenerse en cuenta cuando de decorar la sala perfecta se trata. Esta  debería ser armoniosa, elegante, pero sobre todo, individual. La sala ideal siempre va a coincidir con  el gusto y personalidad de las personas que la utilicen, por lo que ¡existen tantas salas perfectas como  gente diseñando sus propios hogares!  Al mezclar los consejos de expertos con individualidad,  cualquiera podría crear el diseño perfecto de acuerdo a sus necesidades.   

Nuestra casa revela cómo somos. Una sala de estar tiene que ser versátil, para realizar todas la actividad que para ella fueron pensadas. Y puede resultar complicado escoger un sólo concepto que transmita todo lo que queremos en este espacio, desde la privacidad que necesita como lugar de trabajo, la intimidad para ver una película en familia, o tener un ambiente público para las visitas.

Por ello, es importante que los materiales reflejen personalidad, comodidad y elegancia. Los pisos de madera son los mejores para dar una impresión de orden, una alfombra le dará un punto focal y los muebles la personalidad. Finalmente, una mesa de centro completará el conjunto. Los profesionales de homify están ahí para ayudarnos a elegir el estilo y plantear cuáles materiales necesitaremos.

¿Cómo decorar el recibidor?

El recibidor es un espacio esencial, pues da una primera impresión a nuestros invitados y es el lugar más obvio para dejar cosas importantes como llaves, documentos y cartas. Por lo general, no debe ser más que una plataforma, como un estante, o una mesa pequeña.

Un espejo es un elemento que suelen tener los recibidores. No necesita ser muy grande, pero sí permitir darnos un primer vistazo de cómo nos vemos al llegar a casa…

Para la iluminación, si no contamos con una adecuada luz natural, podemos crear una atmósfera cálida con luminarias de luz suave. Una aplicación de pared o una luz de mesa con una pantalla de tela serán perfectas.

Si el espacio lo permite, podemos disponer una banqueta o un par de butacas pequeñas para convertirlo en una salita de espera. 

Planificar la sala para el impacto visual

Luego de tener una cálida bienvenida en el recibidor, pasamos al área social por excelencia de la casa: la sala, un ambiente multifuncional donde lo práctico y lo estético son primordiales. Antes de empezar, preguntarnos si ya tenemos muebles o si el lugar está amoblado.

La elección de los muebles es clave en las salas porque ayuda a organizar el espacio y definir el estilo decorativo. Lo primero que debemos preguntarnos son las funciones que cumplirá la sala. ¿Será sólo para las visitas?, ¿la utilizaré para ver televisión?, ¿es parte del comedor o de la cocina? Definiendo bien las actividades podrás elegir el mobiliario preciso que necesitas.

En las salas es preferible no abusar de la presencia de muebles y más bien tratar de que se puedan adaptar a diferentes configuraciones, creando zonas de conversación mediante la disposición de los sofás y las mesas de apoyo. Para los sofás elige mejor los colores neutros, así las texturas y los acentos de color los podrás marcar con los complementos decorativos.

Una vez que tengas definidos los muebles, busca los detalles que te ayudarán a personalizar tu sala según el estilo decorativo que hayas elegido. Cuadros, espejos, plantas y velas… busca el equilibrio con pocos elementos para no saturar sin caer en el exceso. No olvides que en un espacio de sala, se integrarán diversos elementos, los acabados de los pisos y paredes, las cortinas, alfombras, cojines, los muebles y los complementos decorativos. Todo debe estar integrado y en armonía para lograr un correcto impacto visual.

Pero a veces tenemos presupuestos limitados

Si nuestro presupuesto es limitado y queremos ahorrarnos a un decorador, la imaginación y la lógica son nuestras mejores aliadas. Un sillón y una mesita de centro sencillos pueden embellecerse con un florero y un mantelito. O podemos darle un toque relajado usando pallets y cojines.

Una forma de darle personalidad es cambiar los colores por algo más apropiado al espacio. Cambiar el color de las paredes implica un mínimo presupuesto pero un cambio total o radical. Recomendamos colores cálidos y neutros, que se encuentran en tendencia. Si nuestro espacio es pequeño podemos usar colores claros para hacer que luzca más grande. En el piso podemos colocar una alfombra de un diseño que nos guste y vaya con nuestra personalidad.

Una de las alternativas más baratas para una sala atractiva y llena de vida son las flores. Las flores naturales en un florero en la mesa de centro, en la ventana o en el lugar más visible bastan para dar el efecto.

Cambiemos los cojines. Una opción económica que permitirá darle un estilo totalmente renovado a los muebles y al espacio en general es simplemente cambiar los cojines. Es un cambio mínimo, pero que dará un aire renovado al espacio. El uso de pallets o de muebles antiguos que podemos restaurar pueden agregar un aire chic y vintage al espacio.

Finalmente, podemos agregar un espejo. El espejo es un elemento de decoración indispensable especialmente si no hay mucho espacio, pues da una sensación de mayor amplitud. Lo ideal es que ubiquemos el espejo es un lugar bien iluminado y central, donde pueda reflejar mejor la luz.