Salas y Recibidores: Ideas, diseños y decoración | homify

Salas y Recibidores: Ideas, diseños y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¿Cómo dar la bienvenida perfecta a mi hogar?

Nuestra casa revela cómo somos. El recibidor es el ambiente de la casa que sirve de transición con el exterior. También lo conocemos como el hall de entrada y no debemos verlo sólo como un lugar de paso, sino más bien como el ambiente que dará la primera impresión a quién nos visita. Además de ser el espacio que nos despide y nos da la bienvenida cada día. Por ello prestarle especial atención a la decoración de los recibidores es clave para proyectar tu personalidad y estilo de vida en tu propio hogar. A veces, no disponemos de un espacio como tal para el recibidor, pero podemos crear uno como parte de la sala o el pasillo, utilizando una pared y un mueble para delimitarlo.

¿Cómo puedo decorar mi recibidor?

Primero debes elegir la pared que será la protagonista de tu hall de entrada. El recibidor es tu oportunidad para experimentar pintando con colores que quizás no consideres en los demás ambientes de la casa. Otra opción es colocar un papel tapiz con un bonito diseño. Piensa que debes elegir un color que marque una suave transición y que armonice con los ambientes adyacentes como la sala.

Para amoblar tu recibidor lo más práctico es colocar una consola contra la pared. Según el estilo decorativo de tu casa, si es contemporáneo podrías tener una consola de acero inoxidable o bronce quemado con cristal o una propuesta más cálida con una de madera maciza o un mueble vintage. Para crear ambientación en tu recibidor, incorpora la naturaleza mediante una o dos plantas en maceta o una vasija con flores que llenarán de alegría y frescura al espacio. Otro complemento decorativo que no falla en los recibidores es colocar un espejo, porque ayuda a dar mayor sensación de amplitud además de ser siempre un detalle elegante. Puedes elegir un espejo alto que se apoye contra la pared o colocarlo sobre la consola. Para la iluminación del recibidor, si no cuentas con una adecuada luz natural crea una atmósfera cálida con luminarias de luz suave. Un aplique de pared o una luminaria de mesa con una pantalla de tela serán perfectas. Si el espacio lo permite, puedes disponer una banqueta o un par de butacas pequeñas que convertirán tu recibidor en una salita de espera.

Planificar la sala para el impacto visual

Luego de tener una cálida bienvenida en el recibidor, pasamos al área social por excelencia de la casa: la sala. Un ambiente multifuncional, donde debes tomar en cuenta para su planificación lo práctico y lo estético. Antes de empezar, pregúntate si hay muebles con los que ya cuentes y puedes  reutilizarlos. La elección de los muebles es clave en las salas porque ayuda a organizar el espacio y definir el estilo decorativo. Lo primero que debes preguntarte son las funciones que cumplirá la sala ¿será sólo para las visitas? ¿la utilizaré para ver televisión? ¿es parte del comedor o la cocina? Definiendo bien las actividades podrás elegir el mobiliario preciso que necesitas. En las salas es preferible no abusar de la presencia de muebles y más bien tratar de que se puedan adaptar a diferentes configuraciones, creando zonas de conversación mediante la disposición de los sofás y las mesas de apoyo. Para los sofás elige mejor los colores neutros, así las texturas y los acentos de color los podrás marcar con los complementos decorativos.

Una vez que tengas definidos los muebles, busca los detalles que te ayudarán a personalizar tu sala según el estilo decorativo que hayas elegido. Cuadros, espejos, plantas y velas, busca el equilibrio con pocos elementos para no saturar sin caer en el exceso. No olvides que en un espacio de sala, se integrarán diversos elementos, los acabados de los pisos y paredes, las cortinas, alfombras, cojines, los muebles y los complementos decorativos. Todo debe estar integrado y en armonía para lograr un correcto impacto visual.