Terrazas: Ideas, diseños y decoración

  1. Ad
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. Ad

Una terraza en casa es posiblemente el espacio social más importante. En ciudades como Lima, Trujillo o Piura, donde el mar es parte del paisaje, o en el Cuzco, Arequipa y Cajamarca, donde los Andes nos impresionan con su imponencia, esa “sala al aire libre” invita a pasar el rato con la familia o amigos. En homify te ofrecemos ideas y consejo en cómo construirla, mantenerla y no gastarte todo el sueldo en ella.    

¿Cómo diseñar una terraza pequeña?  

La primera idea a tomar en cuenta es distribuir el espacio. Es importante intenta ver el potencial, es decir, primero pensar en lo que se quieres lograr y si hay suficiente espacio para lograrlo. Por ejemplo, si quieres instalar un sofá o una mesa, deberán ser cómodos para usarlos y obviamente acceder a ellos. Si es alargada, puedes aprovechar de definir áreas. Por ejemplo, un área para relajarte, otra para compartir con los amigos, o una para tomar un rico té al aire libre.   

Agregar plantas también es buena idea para darle frescura y que se sienta como un jardín. Ojo también con los detalles: en espacios pequeños los accesorios son imprescindibles para transmitir tu personalidad. En cuanto al mobiliario, no te engañes con lo que ves en las tiendas del hogar y compres cualquier mueble. En espacios pequeños es importantísimo tomar bien las medidas para saber si encajan bien. Una buena opción es mandar a fabricarlos medida, pero si quieres comprar en una tienda, una idea práctica es tomar medidas y anotarlas para tenerlas siempre a mano.     

¿Qué materiales son los mejores para el suelo?   

Lo más importante es el suelo. Esta elección no siempre es sencilla, ya que se trata de una decisión que va más allá de lo puramente estético y que entra en el campo técnico, que no todos dominamos. En las terrazas, hay muchos factores extra a tener en cuenta, ya que se trata de un tipo de suelo que debe resistir bien tanto las altas como las bajas temperaturas, así como otras inclemencias del tiempo. Además, aunque los aspectos técnicos sean fundamentales, también tenemos que encontrar un suelo que visualmente nos agrade.   Cuatro tipos de suelo son los más recomendados: cerámica, madera, piedra y hormigón. 

La cerámica es la opción más utilizada por sus muchas ventajas. Es de fácil mantenimiento y limpieza, es resistente a los cambios de temperatura y es vistosa. Los encontramos de barro, gres porcelánico y gres normal, con sus respectivas ventajas.   

La madera presenta una solución muy estética y confortable, a pesar de la desventaja de necesitar un mantenimiento más constante. Este material, sin embargo, agrega un toque rústico, especialmente hermoso y práctico, ya que nivela el suelo casi de forma automática.   

La piedra es el material más respetuoso con el medio ambiente y visualmente muy agradable. Tanto pulida como irregular, la piedra es de fácil mantenimiento y gran durabilidad. Su singularidad reside precisamente en eso, al ser un material natural cada piedra es exclusiva y única. Las encontramos en forma de lajas, granito y pizarra.   

Finalmente el hormigón añade un toque moderno a nuestra terraza. Aunque suele usarse más en interiores, el hormigón es  impermeable, fácil de instalar y es fácil de limpiar. Es decir, su mantenimiento resulta muy económico. Aunque estamos acostumbrados a verlo en color gris, lo cierto es que hay una amplia gama de colores con la que podemos jugar.      

¿Cómo decorar con poco presupuesto?   

La mejor manera de decorar cualquier espacio con poco presupuesto es usar lo justo y necesario. Solo necesitas un sillón para exteriores, un par de sillas y una mesa de centro. La mejor manera es estar atentos a vecinos o familiares que puedan heredarnos un mueble, o cambiarlo por otro que queramos descartar. O a veces en los mercados de pulgas se encuentran buenas ofertas a bajo costo. No debemos tener miedo a lo viejo, ya que con algo de imaginación podemos volver a pintar o reparar, para darle una nueva vida a lo antiguo. Sobre todo, se trata de decorar con imaginación.    

¿Cómo combatir la humedad en la Costa y la Selva?   

En la Selva, donde las lluvias son más constantes, lo primero a considerar es un ligero desnivel en el suelo que permita que el agua corra y sea debidamente drenada. En la costa, el problema es la humedad del rocío, que puede traer hongos. Por ello, el mejor consejo es que lo barato sale caro a la hora de diseñar y construir una terraza. Es importante que contratemos a un buen constructor, que se asegure de impermeabilizar los muros y el suelo y que no deje grietas en ellos.   

Por lo demás, limpiar seguido es una tarea esencial. Debemos revisar posibles manchas de humedad y atacarlas en cuanto aparezcan. Tener el mobiliario adecuado y darle el mantenimiento necesario, como una capa de barniz a la madera, son otras formas de combatir la humedad.    

¿Cómo aislar la terraza del frío en la Sierra?   

En climas fríos y secos, como el de nuestra Sierra, el aislamiento y el buen diseño son las claves. Tener una terraza que dé al sol ayudará a que sus rayos calienten el suelo y los muros. Materiales como la piedra y la cerámica no solo captan mejor el calor, sino que lo conservan por más tiempo. Si no tenemos la oportunidad de aprovechar al astro rey directamente, podemos optar por una terraza semi-abierta, una buena estufa y una taza de té caliente.