Tragaluces: Ideas, diseños y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. Ad
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. Ad

¿Cuál es la función de los tragaluces en una casa?

La naturaleza y la vida del hombre giran alrededor de la luz del sol. La luz es parte de la arquitectura de la casa y la responsable de la creación de atmósferas. Las ventanas son las principales fuentes de iluminación natural, pero no siempre su beneficio se percibe en todos los ambientes.

Cuando los espacios interiores de la casa no tienen acceso lateral a un área libre interior o exterior que permita tener ventanas, se pueden utilizar otros recursos como un tragaluz, una ventana que está situada en el techo. También se les nombra como claraboya, lucernario o linterna.

En el Perú, tenemos una palabra especial para designarlas: teatina. Las teatinas son un tipo de ventana alta y estrecha. Tienen una larga tradición en la arquitectura peruana, fueron introducidas en la ciudad de Lima a finales del siglo XVIII. Y se siguieron usando hasta los primeros años del siglo XX. Las teatinas en Lima se abrían al sur, hacia el viento dominante, cumpliendo su función de proveer iluminación y ventilación natural a los espacios interiores.

¿Cómo diseñar un tragaluz?

Según el Reglamento Nacional de Edificaciones peruano, sí está permitido que los ambientes interiores pueden tener iluminación natural por medio de teatinas o tragaluces. Las formas y diseños de estos son ilimitadas, con la asesoría de un arquitecto se debe evaluar el recorrido del sol y los vientos,  para la correcta ubicación y dimensiones del lucernario, así se evitará que la luz sea excesiva sobre todo los colocados de forma lateral en techos inclinados.

Los tragaluces son elementos que ayudan al diseño arquitectónico al brindar amplitud espacial,  relacionando el interior con el cielo exterior. Son ideales para ambientes oscuros como pasillos, baños o walking clósets y para realzar dormitorios, escaleras y áreas sociales. Actualmente la apertura de ventanas en el techo está más presente en los proyectos arquitectónicos, gracias a las nuevas tecnologías constructivas.

¿Cuáles son los tipos de tragaluces?

Los tragaluces pueden ser cerrados o abiertos. Los cerrados son fijos y sólo cumplen la función de brindar iluminación natural. Los abiertos, son ventanas con sistemas de apertura que permiten la salida del aire caliente para generar una ventilación cruzada.

Los tragaluces tubulares o tubos solares, son una tecnología que en el mercado peruano se ha introducido de forma reciente. Consiste de un conducto que permite transportar la luz desde un domo ubicado en el techo a través de un tubo con difusores que lleva la luz hacia un ambiente donde no es posible instalar una ventana.

La decisión para elegir un tragaluz debe tomar en cuenta varias consideraciones: si el techo es plano o inclinado, si será abierto o cerrado, las dimensiones, los materiales del marco y difusor, el modo de apertura. La tecnología de los fabricantes de carpintería de ventanas PVC o aluminio permite tener soluciones para tragaluces estandarizados, con modos de apertura proyectante con manilla o giratoria con barra de maniobra. Se puede usar el cristal templado o el policarbonato en acabado translúcido o transparente, lo recomendable es que posea filtro UV.  También tener la opción de un sistema automatizado para la apertura y cierre del tragaluz con sensor de luz solar y accionamiento eléctrico.

Ventajas y desventajas de los tragaluces

Arquitectónicamente los tragaluces permiten una conexión visual con el espacio del cielo abierto y el paisaje que rodea la casa, proporcionan amplitud al ambiente y permiten mayor libertad de diseño al interior del mismo. Sus beneficios al control de la energía son importantes, permiten un aprovechamiento de la luz solar durante todo el día, lo que permite disminuir el consumo de energía eléctrica. Si son abiertos ayudan a la ventilación de la casa con técnicas de enfriamiento pasivo al retirar el aire caliente. Esto genera un ahorro en el uso de elementos mecánicos como los ventiladores.

Dentro de las desventajas, los tragaluces fijos sólo proveen iluminación y no ventilación, pero está decisión va acompañada de si está colocado en un lugar inaccesible como un techo a doble altura, que haría complicado el abrirlo a menos que esté automatizado. En climas muy cálidos la luz directa del sol puede calentar en exceso el espacio interior.  Sobre un tragaluz incidirán de manera directa la lluvia y el viento, por eso se debe tener cuidado en sellar las uniones de la carpintería con el techo, para evitar que el paso del agua provoque goteras hacia el ambiente o humedad que deteriore el techo.

Mantenimiento de los tragaluces

En el caso del tragaluz, la limpieza en climas como las ciudades de la costa peruana donde hay mucho polvo debe ser por lo menos mensual, sino la tierra y la lluvia ensuciaron la teatina que no podrá cumplir su función básica de iluminar. Además de la limpieza, en toda casa se necesita un mantenimiento preventivo de todas las instalaciones. Lo ideal es que sea mínimo una vez al año. Este mantenimiento es una verificación de los mecanismos del tragaluz, si el cristal templado o policarbonato no está estable por la lluvia, una caída de ramas o granizada, si es necesario reemplazarlo o repararlo y así evitar filtraciones.

Para la carpintería se debe realizar el mantenimiento necesario según sea el material del marco en madera, fierro, aluminio o PVC y sellar las uniones al cristal o policarbonato con silicona. Si se tiene un control remoto para abrir y cerrar el tragaluz, revisar la instalación mecánica y eléctrica para su correcto funcionamiento. Si buscas carpinteros en el Perú, visita nuestra lista de expertos.