Salas / recibidores de estilo moderno por LGZ Taller de arquitectura

Una casa de actitud introvertida ¡con un mundo interior propio!

Claudia María Delgado Claudia María Delgado
Loading admin actions …

La Casa Ming ha sido diseñada por los arquitectos mexicanos de LGZ Taller de Arquitectura. Ubicada en Monterrey, es un proyecto que busca crear su propio mundo interior. El diseño arquitectónico de la casa genera una percepción de amplitud mayor a los metros cuadrados reales de su construcción. ¡Visitémosla juntos!

Sobriedad hacia el exterior

La sencillez de la volumetría exterior refleja la actitud introvertida del proyecto: cerrado al mundo exterior, abierto desde el interior. En el primer piso se encuentran las áreas sociales y de servicio. En el segundo piso, las áreas privadas de dormitorios y sala de estar.

Discreción en el ingreso

Traspasando las rejas exteriores tenemos un ingreso discreto. Desde aquí vemos la alternancia de distintos acabados en la propuesta. Las materialidades se contraponen: el piso de cascajo, los muros de concreto, la madera en la puerta principal y los pasos de tablones. ¿Qué encontraremos al traspasar el umbral?

Líneas de luz

Al ingresar nos damos cuenta que cada uno de los espacios de la casa responde a la premisa prioritaria de alargar las líneas de visión, el largo pasillo de acceso se prolonga hacia un jardín lineal. Con un techo sol y sombra de madera genera patrones de sombras al ingresar la luz natural. Hacia uno de los lados, una hornacina también lineal permite colocar objetos decorativos.

La madera impone su presencia

Al finalizar el largo pasillo giramos a la izquierda y nos encontramos con una zona social abierta que remata en un patio con un muro de jardín vertical. La altura generosa de piso a techo así como el tratamiento del techo a manera de pérgola sol y sombra de interiores enfatizan la espacialidad de este gran espacio multifuncional.

Mobiliario a medida

La sala se delimita con una alfombra y el mobiliario a medida diseñado en madera en su tono natural. El sofá tapizado en color taupe es muy confortable. Los muebles son macizos y de líneas puras, como la mesa de centro en color negro y el mueble de televisión, con cajones sin tiradores para el almacenamiento y un zócalo corrido contra la ventana que puede ser utilizado a modo de banca con cojines.

Una cocina abierta

La cocina sigue la línea de madera maciza. En forma de U tiene una barra hacia la sala que se remarca con unas divertidas macetas invertidas y una iluminación oculta. El color blanco de las paredes continua en la superficie corrida del tablero unificando criterios. Los bancos altos con base de madera y  asiento de cuero negro nos sirven como muebles auxiliares para utilizar la barra como desayunador en el día a día o como bar en una  reunión  social.

El arte como fondo

Los muebles del comedor nos muestran la belleza de la madera maciza. Las luminarias colgantes dan una sensación de movimiento y el punto focal lo dan las dimensiones y el color del  óleo sobre madera de banak del artista René Almanza.

Un patio verde

El patio anexo a la sala y comedor tiene piso de piedras de canto rodado y un jardín vertical a modo de muro verde. Dos empotrados de piso dan la iluminación indirecta necesaria para generar una ambientación dramática durante la noche. Dos sillas en un lúdico color azul  y una mesita auxiliar permiten disfrutar de este espacio.

Conexión visual

Paralela al pasillo de  ingreso se encuentra la escalera al segundo piso. Con el mismo lenguaje conecta visualmente ambos niveles. El ingreso de  la luz durante el día configura unos hermosos patrones de luz y sombra ¡que le dan una calidad única!

Vistas enmarcadas

Las ventanas y tragaluces no solamente ayudan a la entrada de luz para lo cual se hizo un estudio detallado de los ángulos de incidencia solar, sino que también bloquean las vistas negativas del entorno encuandrando las perspectivas favorables del entorno natural.

Una piscina longitudinal

Continuando la línea visual de la escalera se muestra la longitud principal de la piscina. Todos los acabados se alternan en juegos de contrastes que articulan tanto el diseño interior como el exterior: desde la blanca pureza de los muros hasta los tonos oscuros del acero, pasando por los tonos pétreos de los pisos y los tonos naturales de la madera en el mobiliario, pisos y deck.

Conexión con la naturaleza

La naturaleza inunda el proyecto y lo dota de vida. Los jardines se han poblado de especies nativas de árboles (encino rojos y encino siempreverdes), arbustos de bajo mantenimiento (lirios y fornios) y pastos (penistum). Todos los ambientes naturales tienen contacto con cada uno de los espacios interiores ¡dotándolos de sombra, frescura natural y vistas impactantes! Sin duda, una casa con un mundo interior propio.

Si te encantó el estilo de este proyecto puedes ver una casa que fusiona el diseño internacional y latinoamericano.

¿Te gustaría crear un mundo interior propio en casa?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!