Cocinas de estilo  por Egue y Seta

8 Cocinas rústicas que necesitabas ver

Everleen Luis Fernando Cabrera Mejía Everleen Luis Fernando Cabrera Mejía

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Las cocinas han dejado de ser lo que antiguamente eran: sectores de la casa al que solamente se entraba para la preparación de las comidas. No se habitaban como en la actualidad. 

En esa época, solo bastaba que la funcionalidad estuviera a la orden del día sin darle mucha atención a detalles decorativos o diseños innovadores. Hoy, la historia es otra. Las cocinas desarrollan variadas actividades dentro de sus paredes, y no solo las gastronómicas, también se desarrollan tareas relacionadas con el trabajo, el estudio o la recreación familiar. Lo que sí se preserva es ese gusto a la calidez que invita a quedarse y a sentirse cómodo. El estilo rústico es el que muchos eligen para conservar este espíritu tradicional. 

Aquí 8 ejemplos que lo demuestran…

1. El ladrillo a la vista aporta lo suyo

No solo la madera toma el protagonismo en una cocina rústica, el ladrillo a la vista puede ser una gran combinación que enriquece la ambientación. La idea es volver a esas superficies simples y desnudas, provenientes de materiales naturales que brindan una sensación acogedora y cálida. El ladrillo tiene como característica esencial una amplitud visual que suma espacio.

2. Todo a la vista

Uno de los secretos de una cocina rústica está relacionado con que parezca un espacio vivo y fresco, que despierte ese olor a hogar materno que tanto nos gusta. Por eso, la idea de colgar ollas, cacerolas o algunos utensilios nos habla de un interior que siempre está preparado para ser habitado y disfrutado. Si los accesorios son de cobre, mejor todavía porque crean esa ambientación campestre tan tradicional.

3. No dejes de poner madera

Para nuestros profesionales, no hay límite para la madera cuando hablamos de una cocina de estilo rústico. Tal vez pueda parecerte un poco exagerado el uso de este noble material pero es el que se lleva todo ese efecto de calidez que se quiere crear. La madera puede aparecer en diferentes texturas y tonalidades, respetando sus líneas naturales o dándole algún recubrimiento que le sume un toque vintage tan actual.

4. A pintar las paredes

Cocinas de estilo  por Ferraro Habitat

Las paredes pintadas se llevan muy bien con este estilo rústico en las cocinas de hoy en día. Son posibles las tonalidades más atrevidas que combinan perfectamente con la simpleza de los materiales como la madera, la piedra y el ladrillo. El concepto es una ambientación que invite todo el tiempo a habitar el espacio y que la frescura y la vitalidad se vean en cada detalle.

5. Lo antiguo prevalece

Las cocinas rústicas suelen hacer algún homenaje al pasado, con la incorporación de elementos que han sido parte de la historia o de los antepasados. Lo familiar aparece a través de accesorios antiguos y de artefactos que supieron vestir las cocinas de antaño. Un horno a leña puede ser un excelente aditivo de tono campestre. En caso de no ser a leña, puede aún mantener el diseño de esos tiempos.

6. No te olvides del mimbre

Un componente que no puede faltar en una cocina rústica es el mimbre. Esta fibra natural aporta una gota campestre que es parte de la calidez que necesita esta ambientación. Canastos, sillones o cajoneras de este material incorporan su textura única y tradicional.

7. Ojo con las encimeras

Las mesadas son un elemento imprescindible en toda cocina, pero en una rústica, es necesario que el material tenga una fuerte presencia. La madera puede ser uno de los favoritos porque tiene esa carga de campo que es muy peculiar. Sin embargo, la piedra o los mosaicos son encantadores aportes que ambientan este espacio donde prevalecen las superficies simples y puras.

8. La luz es necesaria

La iluminación natural juega un papel vital en la ambientación de las cocinas rústicas. Dejar que la luz se haga parte de los materiales, texturas y formas le añadirá ese toque cálido y fresco necesario. No hacen falta cortinas que intermedien o filtren ese rayo de sol que ingresa por alguna abertura. 

Si te gusto este libro de ideas te invitamos a visitar el siguiente link: “Una casa rural para disfrutar”

Puedes hacerlas más bellas con tus comentarios o detalles que aportes a la que más se acomoda a tu hogar y personalidad. Cuéntanos:
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!