Cocinas de estilo moderno por Somos Arquitectura

5 Renovaciones de cocinas que te dejarán la cabeza llena de ideas

Everleen Luis Fernando Cabrera Mejía Everleen Luis Fernando Cabrera Mejía
Loading admin actions …

Las imágenes del  “Antes y después” son fuente de inspiración segura. Es muy estimulante ver cómo era originalmente un ambiente y luego el resultado de la renovación con ideas que a veces ni nos imaginamos o planteamos.

En el libro de ideas de hoy nuestros profesionales te mostrarán 5 cocinas viejas y deslucidas y su posterior renovación y remodelación. Algunas con pequeños modificaciones de diseño y otras con grandes cambios estructurales pero todas con resultados maravillosos. 

Si renovarse es vivir, ¡bienvenidos a la vida de las remodelaciones!

​1. Antes: el abandono

Esta cocina que parece abandonada, remite a un ambiente dentro de una casa vieja, no usada durante varios años. Y a pesar de que no presenta signos de total devastación, se hace imperiosa una renovación. Con instalaciones en mal estado y un diseño antiguo, esta cocina daba ganas de salir corriendo.

​Después: recuperación salvadora

Aportando calidez y convirtiendo el ambiente en uno más acogedor se reemplazó la guarda azul que veíamos en la anterior foto por una banda de madera, que hace juego con la nueva mesada de la cocina. El mueble bajo mesada también se cambió por uno color crema, con un encantador estilo rústico. Se eliminó por completo la alacena de la parte superior y en su lugar se colocaron dos estantes más prácticos, cómodos y funcionales.

​2. Antes: los viejos años ‘70

Una cocina claramente antigua, como de los años 70, muy desordenada y poco funcional. Se adivina chica para todos los integrantes de la casa y la disposición de los muebles no ayuda a la buena circulación. El espacio de trabajo es casi nulo y la decoración general está cerca del mal gusto.

​Después: cambio radical y extremo

La practicidad de las cocinas con diseño en U es innegable y aquí una clara muestra de ello. Para lograrlo se cambiaron absolutamente todos los muebles y mesadas y se agregó una nueva, que no sólo suma espacio de trabajo sino también de guardado. Se optó por un estilo moderno y de color marrón más oscuro que junto con el negro aportan distinción y elegancia.

Se reubicó la heladera y el resto del ambiente se pintó de un tono bien claro para iluminar y resaltar el espacio.

3. ​Antes: una cocina extraña y sin encanto

 de estilo  por Better Home
Better Home

KUCHNIA PRZED METAMORFOZĄ

Better Home

Esta cocina se ve rara, no sólo por los distintos materiales y colores del mobiliario (armarios, mesada y mesa) sino por el diseño general, ya que la mesada debajo de la ventana no tiene una función clara.

​Después: una cocina moderna, fresca y joven

Cocinas de estilo escandinavo por Better Home
Better Home

KUCHNIA PO METAMORFOZIE

Better Home

La refacción fue casi total. Salvo por el piso y las ventanas que se mantuvieron iguales, el resto cambió radicalmente. El color blanco iluminó todo el ambiente que antes era oscuro y lúgubre. Se cambiaron mesa, sillas y mobiliario total de la cocina: desde alacena, mesada y grifería hasta el mismo horno y hornallas. La alacena de almacenamiento superior se amplió pero a la vez se ocultó de manera que no obstruye la visión, se sumaron luces y se logró un estilo de cocina cercano al minimalismo.

​4. Antes: antigua y apagada

Esta vieja cocina con una estética típica de los años ’80, perdió encanto y belleza. Los azulejos estampados en tonos de marrones y beige, creando una guarda, quedaron obsoletos en cuanto al diseño también. La iluminación pobre no ayuda y la convierte en una cocina triste y oscura.

​Después: radiante y luminosa

Un cambio rotundo y maravilloso. El blanco inunda la estancia iluminando todo el ambiente y creando una mayor amplitud y limpieza visual. Líneas rectas y netas para el nuevo mobiliario minimalista y prolijo. El detalle que llama delicadamente la atención son los utensilios de trabajo colgados en la pared y listos para usar. 

Nueva mesada totalmente negra contrastando con el blanco general, nueva grifería y electrodomésticos flamantes.

5. ​Antes: gastada y cansada

Una cocina integral con diseño en L, con abundantes espacios de guardado y un color general algo deslucido. En líneas generales, este ambiente no está del todo mal pero sí un poco gastado y la renovación no tardaría en llegar. En algunas parte del mobiliario se advierte el paso del tiempo y la iluminación general no es generosa.

​Después: iluminada y renovada

Un espacio, con diseño y buen gusto siempre se puede mejor y, más aún, puede ser totalmente transformado.

La cocina se reconstruyó casi desde cero. Se cambiaron todas las alacenas y, aunque no se modificó la forma del mueble de la cocina integral, sí se quitaron gabinetes que quitaban lugar y no sumaban al espacio. 

En cuanto a los colores, se reemplazó una paleta de tonos oscuros por una mucho más clara. Se colocó una franja de pequeños azulejos que se extiende hasta el comedor integrando ambos espacio y aportando un toque moderno y creativo. La vieja alacena que dividía la cocina del comedor, se transformó en una barra desayunadora con banquetas altas. 

Se sumaron nuevos electrodomésticos y la heladera fue cambiada de lugar. Los pisos también se renovaron por colores claros y brillantes, y en cuanto a la iluminación se sumaron un par de lámparas colgantes.

Vista desde otro ángulo

¿Qué otra parte de tu casa te interesa remodelar? Aquí te dejamos la renovación de unos cuartos que quedaron ¡espectacular!

¿Qué consejos usarás para renovar tu cocina?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!