de estilo  por Artosca

Lo que tienes que saber para construir una piscina en tu patio

Catherine Vignolo Catherine Vignolo
Loading admin actions …

Contar con una piscina particular en nuestro hogar es claramente una seña de bienestar y calidad de vida, aunque es cierto que no siempre es posible llevar a cabo este tipo de obras, ya sea por las necesidades técnicas o por el alto coste que suele conllevar. 

Si te encuentras entre ese grupo de personas que se ha decidido a dar el paso y encargar la construcción de este paraíso acuático, prepárate para hacer frente a una serie de gastos inevitables. En primer lugar, será estrictamente necesario contar con el espacio necesario y también los implementos para la construcción. Una vez conseguida, llega la hora de calcular el presupuesto. No solo hay que contabilizar la instalación de la misma, sino también el de mantenimiento anual. ¿Sigues cedido a llevar a cabo esta obra? Desde homify te contamos todos los detalles.

¿Qué debo considerar previamente?

Si te has decidido por contar con una piscina par ti a un paso de tu sala de estar, es inevitable que surjan multitud de dudas, muchas de ellas con una sencilla respuesta siempre y cuando contemos con buenos profesionales en la consecución de este propósito. 

En primer lugar, el proyecto de construcción de una piscina debe estar elaborado por un arquitecto y aprobado por el respectivo ayuntamiento. Antes de empezar las obras de construcción, lo mejor es solicitar un presupuesto detallado para evitar sorpresas. Otro aspecto que nos evitará sustos en el presupuesto es escoger una terreno bien nivelado, que no sea excesivamente rocoso y en una zona de fácil acceso para la grúa. El hecho de no cumplir con estos requisitos no tiene porque suponer el olvidarte para siempre de tu piscina, pero el presupuesto será más elevado. Desde el comienzo de la fase de construcción es importante tener una idea clara de qué queremos, ya que será entonces cuando se instalen la mayoría de sistemas de funcionamiento y limpieza de nuestra piscina.

De la piscina convencional…

No es raro encontrar hoy en día piscinas de obra, se trata de una opción duradera a pesar de la inversión inicial que tenemos que llevar a cabo y de la consiguiente obra. Además existe una amplia oferta de materiales que nos permiten acertar lo máximo posible con nuestra elección. 

Una de estas opciones son las piscinas de poliéster, con un coste algo más económico y con una instalación más sencilla y rápida, a la que además se le pueden incorporar diversos accesorios para conseguir un resultado más personalizado a través de cascadas, focos de luz o elementos decorativos.  Entre sus ventajas, podemos destacar un mantenimiento cómodo y sencillo y la posibilidad de desmontarla en cualquier momento y trasladarla a una nueva ubicación Decantarse por una piscina de obra puede ser una decisión muy acertada debido a la gran cantidad de posibilidades que ofrecen, unidas a una gran durabilidad y fácil mantenimiento.

… A las piscinas naturales

Para aquellas personas concienciadas con la huella ecológica que dejamos en la naturaleza o simplemente en el alto grado de contaminación y productos químicos que se suelen emplear en las piscinas convencionales, el formato ecológico es la opción más acertada.

Se tratan de diseños sostenibles cuyo funcionamiento se basa en la capacidad de filtración de distintos tipos de plantas y en filtros de grava y arena. Estas piscinas ecológicas, que recuerdan a los estanques en los que de niños nos bañábamos rodeados de ranas y peces, hoy seducen a personas que apuestan por una forma de vida más natural. Su principal atractivo es que este tipo de piscinas ofrecen múltiples beneficios, no solo para el entorno, también para nuestra salud gracias al mayor nivel de oxigenación del agua y al uso de materiales completamente naturales que cuidan nuestra piel. Además nos permite reutilizar constantemente el agua ya que es el propio sistema de depuración a través de plantas y aguas el que garantiza la calidad del agua.

La importancia de las dimensiones

La forma y el tamaño son factores a tener en cuenta a la hora de invertir en una piscina, de hecho suponen una serie de decisiones que los clientes deberán tomar y que irán ligadas indiscutiblemente al presupuesto final y a la disponibilidad de espacio. 

A pesar de que el formato de nuestra piscina dependa de las características del terreno, existen una serie de tamaños estándar en función del número de personas que vayan a darle uso, estas van desde los cinco metros cuadrados para unas 4 o 5 personas.  Respecto a la forma, prácticamente no hay nada escrito y depende casi en exclusivo de los gustos del propietario. Uno de los modelos más clásicos y económicos es el rectangular cuyas dimensiones se basan en la proporción de 2x1 entre largo y ancho. 

Recomendado: todo sobre Piscinas & Spa.

¿Interior o exterior?

Lo primero a tener en cuenta es el entorno en el cual instalaremos nuestra piscina, siendo una de las cuestiones en las que más trabas pueden surgir. Independientemente de que optemos por un modelo de interior o de exterior, habrá una serie de consideraciones a tener en cuenta. 

En primer lugar, descartaremos aquellas zonas que contengan arboles con fuertes raíces que puedan levantar el suelo provocando desperfectos en la piscina, así como vegetación que suelte hojas y suciedad puesto que esto ensuciará continuamente el agua.  Otro factor a tener en cuenta a la hora de elegir la ubicación de una piscina de exterior, es que el lugar elegido cuente con el mayor numero de horas expuestas al sol posible para que el agua se mantenga a una temperatura agradable.  En cuanto al tipo terreno no supone mucho problema ya que la construcción de piscinas se puede realizar sobre casi cualquier tipo de terreno, incluso con desniveles.

Suma un coste de mantenimiento

A estas alturas nuestra piscina ya debería estar tomando forma y por tanto, ajustándose a un presupuesto final, sin embargo, a todo ello hay que sumar una serie de gastos de mantenimiento y limpieza anuales, así como el de agua y electricidad.

Además existen otros gastos relativos al mantenimiento que pueden solventarse con una buena inversión inicial que nos permita instalar una cubierta exterior, usar un limpiafondos autómatico, instalar un depósito que aproveche el agua de lluvia y no vaciarla durante el tiempo de inactividad, así como recurrir a la iluminación LED para esta zona de la casa y que nos permitirá ahorrar hasta un 80% en el consumo final de electricidad.

¿Qué te parecieron estas piscinas? ¡Pero calma! Todo pueden tener una con una de estas 17 Piscinas pequeñas perfectas para cualquier casita.

¿Listo para tener la tuya en casa?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!