Dormitorios de estilo  por Rita Mody Joshi & Associates

16 buenas ideas para decorar las paredes con huecos

Catherine Vignolo Catherine Vignolo
Loading admin actions …

En la arquitectura clásica existe un elemento denominado hornacina que consiste en un hueco abierto en la superficie de una pared o muro y que es generalmente coronado por un arco semicircular.

Es este hueco solía colocarse una estatua o una imagen religiosa. De este concepto, la arquitectura moderna ha realizado alguna que otra variante más sencilla que los expertos en decoración han incorporado al diseño de las casas. Así, es frecuente encontrar en las paredes de muchas viviendas huecos cuadrados en los que colocar objetos decorativos, obras de arte o colecciones de valor. A veces, la estructura de estos huecos se realiza en forma de estantería para aprovechar mucho mejor el espacio.

Y como una imagen vale más que mil palabras, a continuación, en Homify, te mostramos 16 fotografías de paredes con huecos en casa ¡para quedarse sin palabras!

1. Una división con estilo

De entrada, hay que diferenciar entre muros estructurales, que delimitan la separación con el exterior, y paredes divisorias que son las encargadas de crear las diferentes estancias interiores. Es éstas en las que podemos, sin riesgo de dañar muros de carga, crear los huecos decorativos y otros adornos como arcos o aperturas.

2. Espacios alineados

Una de las ventajas de los huecos en las paredes es que evitamos las estanterías que salen hacia el exterior invadiendo parte del espacio de la sala. Es el espacio se aprovecha dentro de la pared.

3. Mucho más que un hueco

Los huecos no son aprovechados únicamente para colocar objetos. En algunos casos se les puede dar un protagonismo especial y crear con ellos un espacio elegante y con clase que por sí solo se convierte en un elemento decorativo.

4. Huecos bien iluminados

Al ser espacios sacados de la pared pueden quedar oscurecidos y creándose zonas de sombra. Si colocamos un punto de luz dentro del hueco realzamos su presencia y el contenido de los mismos, haciéndolos más decorativos todavía.

5. Un hueco bajo las ventanas

La elección de los huecos depende exclusivamente de nuestros gustos y de la disponibilidad de una pared adecuada. En esta imagen, un espacio bajo la ventana fue el lugar elegido para crear una repisa decorada con piedras naturales en un estilo muy zen.

6. Rompiendo la monotonía de un pasillo

En el caso de grandes paredes y estrechas además, puede darse un efecto de monotonía y ausencia de atractivo. Simplemente creando un hueco alargado, revestido de madera con algún que otro elemento ornamental, generamos una ruptura que aporta mucho más dinamismo.

Recomendado: que tu casa quede igual que las opciones de este libro de ideas con los mejores Decoradores y Diseñadores de Interiores.

7. Nichos para que entre la luz

Una función más allá de lo decorativo es la de dejar pasar la luz. Hay muros exteriores que no intervienen en la estructura principal de la casa que podemos aprovechar para crear nichos que dejen pasar la luz y alimentar con ella un pequeño jardín interior.

8. Un hueco para una chimenea

Como una fuente de calor alternativa, también podemos aprovechar los huecos en las paredes para instalar una chimenea. Y no necesariamente alimentada por troncos de madera; existen chimeneas de etanol con un fuego tan vivo como el que se obtiene con la madera.

9. ¿Un hueco o una ruptura?

A veces no es lo mismo. Hay que diferenciar entre lo que son pequeños nichos ornamentales y grandes aperturas que rompen prácticamente en su totalidad toda una pared, creando espacios nuevos que faciliten un nuevo paso de una estancia a otra.

10. Mobiliario para los huecos

En otros casos el hueco no lo fabricamos nosotros sino que viene dado por la propia estructura de muros y pilares de la casa. Si el espacio es lo suficientemente grande, podemos aprovecharlo para colocar un mueble de entrada como hicieron en el recibidor de esta vivienda.

11. Mucho arte

Recuperando la función primitiva de las hornacinas, algunos de estos nichos pueden ser empleados para exhibir cuadros u obras de arte a las que tengamos un especial cariño.

12. Huecos naturales

Una de las grandes ventajas de los huecos es que no necesitas mover nada de lo que hay alrededor. Es la propia estructura la que facilita en muchos casos la presencia de ese espacio y sólo tenemos que rellenarlo con aquello que más nos guste, un estante de madera para fotos y retratos, por ejemplo.

13. Cuando la pared es falsa

Si elevas una falsa pared para separar ambientes, como en esta imagen, donde un muro aísla la zona de escalera, puedes aprovechar para crear algún que otro hueco y convertirlos en pequeños expositores que den un poco más de vida a esos rincones de la casa.

14. Adaptación al medio

Como hemos afirmado antes, algunas veces los huecos ya vienen dados por la propia estructura de la casa. En este caso es el hueco de debajo de la escalera el que nos inspira para encajar en él una pequeña librería que, con un cómodo sofá a su lado, creamos una sala de lectura.

15. Nichos en los armarios

Cuando una de tus paredes es ocupada completamente por un armario, puedes aprovechar uno de los frentes para quebrar la estructura plana del mismo y abrir unos estantes que ofrezcan alguna que otra posibilidad decorativa.

16. Una fuente de inspiración

Si te hemos seducido con esta idea para decorar tus paredes, ahora sólo te toca a ti escoger el lugar adecuado y decidir qué quieres colocar en él. Te recomendamos que apuestes siempre por la belleza. Nunca defraudará.

¿Qué te parecieron estas ideas? Y si ya estamos dentro de casa, qué mejor que leer a Los 6 mejores suelos para casas modernas

¿Te animarías a tener un hueco en casa? ¡Cuéntanos, aquí!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!