Salas / recibidores de estilo moderno por Cano y Escario Arquitectura

7 mandamientos para amueblar tu casa ¡con muy poco dinero!

Catherine Vignolo Catherine Vignolo
Loading admin actions …

Amueblar nuestra casa suele ser siempre una tarea a la que nos enfrentamos con ganas e ilusión. Normalmente implica iniciar, de algún modo, una nueva etapa en nuestra vida o es una manera de dar forma y personalizar el espacio de una vivienda para convertirlo en un hogar, en nuestro hogar. Pero amueblar tu vivienda no es una tarea tan sencilla, como en un principio tendemos a pensar, ya que implica una constante toma de pequeñas decisiones que luego pueden influir en nuestra vida en los años venideros.

Para evitar que amueblar una vivienda se convierta en una pesadilla, es fundamental una buena planificación que nos ayude a controlar los gastos y a no agobiarnos durante el proceso de búsqueda de los diferentes elementos.

El primer paso que debemos dar será, por tanto, el de valorar el presupuesto que tenemos disponible para amueblar el apartamento. Por lo general, la cantidad de dinero de que disponemos para amueblar la vivienda es limitada, sobre todo porque la fase de amueblamiento suele ser posterior a otras fases que también suponen una elevada inversión (compra de una vivienda, adelanto de la fianza de alquiler, gastos de mudanza, etc.).

Si te encuentras ante esta situación, continúa leyendo nuestro libro de ideas donde te ofrecemos algunas claves y consejos para que el proceso de amueblar tu casa sea sencillo y eficaz, dando como resultado unos interiores personales y acogedores en los que disfrutar del día a día.

1- Haz una lista con lo esencial

Una vez que tengamos bien definido el presupuesto disponible para amueblar la casa, deberemos preparar una lista de los elementos que necesitamos, estableciendo un orden de prioridades. 

Y es que no todos los muebles que conviven en una vivienda son igual de importantes. Diferenciar entre aquellos imprescindibles para empezar a vivir en casa, de los que podremos incorporar 'a posteriori' para que la casa vaya ganando en confort y comodidad, resulta fundamental. 

2- Tampoco olvides lo que ya tienes

Si la casa no está completamente vacía o cuentas con mobiliario procedente de otra vivienda o, simplemente, que ya tuvieras en la casa o que te hayan regalado, lo primero que debes realizar es un pequeño inventario de estos elementos que ya tienes.

Debes hacerlo para valorar qué muebles te hacen falta para complementar a los tuyos, pero también para ver el espacio disponible que te quedaría una vez ubicado éstos en el lugar destinado para ellos. Para ello, contar con un plano esquemático, con medidas generales, de la vivienda nos será de gran ayuda. Realiza esta labor cuidadosamente pues evitarás comprar muebles con prisas y, con ello, que tengas que cargar con piezas que no te acababa de cuadrar en la vivienda durante muchos años.

3- Proporciona los muebles

La proporcionalidad debe estar presente en muchos aspectos de esta fase de amueblamiento. Proporcionalidad entre el tamaño de los muebles que coloquemos y las dimensiones de la estancia que estemos amueblando. Proporcionalidad también en el precio de los elementos elegidos, es decir que la inversión en los diferentes muebles sea siempre acorde al presupuesto, muebles sencillos pero con la calidad suficiente, para que no nos queden las estancias muy descompensadas. 

Proporcionalidad y equilibrio, también, en cuanto a la propuesta estilística. 

Esto no significa que tengas que apostar por un único estilo decorativo para todos los muebles, pero sí que busques la armonía entre los diseños y colores elegidos, de manera que queden estancias equilibradas, como este salón que vemos en la imagen.

4- Invierte en muebles funcionales

En general, debes tener presente que en esta fase inicial donde tenemos un presupuesto muy limitado debes preocuparte sólo de los indispensables para poder vivir cada una de las estancias cómodamente e ir completando la decoración con los accesorios necesarios. Ya habrá tiempo, en fases posteriores, de incorporar nuevas piezas de mobiliario adaptadas realmente a tus necesidades del momento.  

En este sentido, si esos muebles que has situado los primeros en la lista de prioridades son flexibles y multi-funcionales, te facilitarán la utilización de cada estancia. Muebles convertibles, como la mesa de centro de la imagen, o como el sofá con posibilidad de multi-posiciones que os mostrábamos en la imagen anterior, o, en definitiva, muebles que permitan cubrir varias necesidades mediante una sola pieza.

Recomendado: conoce todo sobre Muebles & Accesorios.

5- Utiliza alfombras y cojines

Si hablamos de accesorios, uno de los más importantes son los cojines y las alfombras, perfectos para cualquier zona de estar que se precie. Estos elementos no sólo decoran y hacen las estancias más acogedoras, también sirven para introducir una nota de color, incorporar frescos estampados, hacer el espacio más confortable o nos ayudan a zonificar una estancia con varios usos, en el caso de las alfombras.

Son accesorios que nos pueden servir, incluso, para hacer la estancia más flexible de forma que con una rápida recolocación de los mismos, pueda aumentar el espacio disponible para sentarnos colonizando las zonas cubiertas por la alfombra. Usar la imaginación es imprescindible a la hora pensar qué recursos utilizar para ampliar las posibilidades de nuestra casa sin invertir grandes cantidades de dinero.

6- Incluye elementos DIY

La imaginación debe ponerse al servicio de cualquier elemento que tengamos a mano y que podamos aprovechar para amueblar la casa ahorrándonos un dinero que podamos invertir en otro elemento; por ejemplo, a la hora de recibir regalos desinteresados de muebles que podamos transformar o restaurar nosotros mismos. 

Con esta actitud, podemos darle una nueva vida a un mueble antiguo, resolviéndonos parte del mobiliario, lo que supondrá también una decisión respetuosa con el Medio Ambiente.

7- Ten zonas de almacenaje en casa

Fabricar nuestros propios espacios de almacenamiento es una de las tareas más sencillas y útiles que podemos acometer con esta mentalidad DIY (hazlo tú mismo), aún sin haber hecho este tipo de trabajos previamente. Utilizando pales, tan de moda estos días, cajas de fruta como las que aquí vemos o cualquier otro elemento que sea resistente y apilable, podremos crear muebles que nos ayuden a mantener el orden en casa. Librerías, estanterías, muebles zapateros, etc. serán grandes aliados para organizar tu casa y crear interiores originales y muy personales.

Cuéntanos qué te parecieron estos mandamientos y repítelos en casa, verás qué bien se ven. Que tu casa sea la expresión máxima de todo tu gusto y que no pierdas todo tu día limpiándola y Deja impecable tu casa en solo 3 horas.

¿Cuál de todos los mandamientos harás primero?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!