Salas / recibidores de estilo  por STREIF Haus GmbH

Cómo limpiar apropiadamente las alfombras de casa

Catherine Vignolo Catherine Vignolo

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

En realidad, no hay un momento único ni más propicio para emprender la limpieza de tus alfombras en casa. De hecho, salvo el día que se elige para llevarlas a la tintorería para que un profesional les haga su puesta a punto anual, lo cierto es que las alfombras requieren de un cuidado higiénico regular, al igual que ocurre con cualquier otro elemento de nuestro mobiliario o decoración. 

Si bien, quizás en el caso de las alfombras, por su peculiaridad textil, por su ubicación en el suelo, por recibir pisadas y caídas de todo tipo de objetos y líquidos, tal vez una mínima limpieza sea muy necesaria con frecuencia, ya que pueden llegar a ser el refugio ideal para bichos visibles o invisibles como los ácaros. Así que no tardes, ahora es tan buen momento como cualquier otro para pensar en limpiar tus alfombras.

1. Cómo limpiar alfombras de pelo largo

Este tipo de alfombras son de lo más atractivas, especialmente para niños y mascotas. Son uno de sus lugares favoritos de la casa. Y tanto niños como mascotas ensucian allá por donde van y son capaces de infectarse con cualquier cosa. En definitiva, las alfombras de pelo largo son hermosas, pero han de estar siempre limpias. Incluso, la suciedad puede hacer que sus pelos se vayan desprendiendo, lo que también puede ocasionar problemas si son tragados, lo mismo por bebés que por mascotas. Por lo tanto hay que lavarlas con regularidad y un medio muy efectivo es siguiendo estos pasos. 

Sácala al balcón o terraza, azótala con su atizador para librarla de polvo y otras partículas. Y luego en el pulverizador, echa una sexta parte de vinagre blanco y cinco sextos de agua. Rocíala sin miedo, no te preocupes, tras dejarla secarse bien al aire y al sol no olerás el vinagre, y tu alfombra volverá a estar limpia, hermosa y segura.

2. El mantenimiento profesional de una alfombra

 de estilo  por Alfombras Toledo
Alfombras Toledo

Alfombra moderna

Alfombras Toledo

En la imagen vemos una alfombra moderna con una composición geométrica plagada de colores que nos propone la empresa Alfombras Toledo. Sin duda, todo su esplendor cromático y su acogedor volumen lo alcanzará cuanto más limpia esté. El único modo de lograr esa limpieza más absoluta, es recurriendo, más o menos una vez al año, a lavanderías especializadas en este tipo de tejidos.

La maquinaria industrial disponible en este tipo de establecimientos es capaz de lavar en condiciones idóneas este tipo de textiles, pero sobre todo lo hacen de un modo gracias al cual luego también es posible que se lleguen a secar por completo. Algo casi tan imprescindible como la limpieza, ya que una alfombra húmeda se convierte en otra cosa, en un foco de olores y posibles infecciones.

​3. El mantenimiento higiénico más casero de las alfombras

No obstante, no basta con esa limpieza profesional anual. Al igual que fregamos el suelo de las habitaciones o limpiamos el polvo del mobiliario, también las alfombras hay que limpiarlas regularmente. En el mercado existen aparatos especializados. Si se adquiere uno de ellos, es preferible comprar los de última generación que funcionan con vapor, mientras que otros un poco más antiguos, que realizan su tarea con champú, pueden provocar ciertas humedades.

Aunque antes de usar esos aparatos es imprescindible, y en cualquier caso necesario, pasar la aspiradora por la alfombra y darle un spray de prelavado. Ya solo con esas dos operaciones, realizadas con frecuencia, hacemos el mantenimiento más conveniente a nuestras alfombras textiles.

4. Manchas habituales y remedios eficientes

Salas / recibidores de estilo  por illiz architektur Wien Zürich
illiz architektur Wien Zürich

Sanierung Jugendstilvilla in Perchtoldsdorf

illiz architektur Wien Zürich

¿A quién no se le ha caído un vaso de agua en la alfombra? Mientras sea agua, basta con secarla bien. Pero si es café, zumo, chocolate o una copa de vino tinto. Ante todo darse prisa, y aunque leerás remedios en los que interviene el amoniaco, aquí  vamos a dar otro método mucho más saludable y menos peligroso. 

Se te ha caído el vino a la alfombra de la sala. Primer paso, a por papel absorbente de cocina, y de fuera de la mancha hacia dentro ir absorbiendo, no extendiendo, el líquido. Después echar sobre la mancha un poco de agua con gas, o agua oxigenada. Verás que la mancha de vino burbujea, eso es bueno. No se está fijando, y gracias a una esponja la vais a poder ir quitando. Tras eso echarle un poco de espuma limpiadora y con la esponja limpia extender sus efectos. Si al final pasas la aspiradora, verás que no hay restos del vino y si quedan, pues un poco más de espuma, esponja y aspiradora, hasta que desaparezcan.

No te pierdas todo en Muebles & Accesorios.

5. Cómo limpiar las alfombras persas

Salas / recibidores de estilo  por Room Global
Room Global

Reforma vivienda en el Barrio de Gracia en Barcelona

Room Global

Hemos dicho antes que la gran mayoría de alfombras textiles, habitualmente de lana, suele ser recomendable llevarlas a la lavandería una vez al año. Pues bien esta recomendación no es aplicable a las verdaderas alfombras persas. Si en su confección se han seguido los procesos tradicionales de Oriente, este tipo de alfombras han teñido su lana de un modo muy peculiar, tanto que se mantiene la grasa natural de la lana de oveja, de forma que son un poco impermeables y por lo tanto mucho más resistentes a la suciedad. De este modo, una buena alfombra persa podemos tardar como mínimo cinco años en llevarla a la lavandería, y algunas hasta el doble.

6. Y, ¿las alfombras de fibras naturales?

Comedor de estilo  por Mundoalfombra
Mundoalfombra

Alfombra de fibra de sisal. Modelo Menorca.

Mundoalfombra

Materiales como el yute, el sisal o el bambú son una buena opción para tener unas alfombras distintas en nuestra casa. Mientras que las de lana suelen proporcionar una sensación de calidez, estas otras estéticamente pueden provocar lo contrario, es decir, refrescar una habitación, aunque no dejen de ser un buen aislante del pavimento. Y al tratarse de materiales distintos, también lo es su mantenimiento.

En este caso, las herramientas principales para conservarlas muy limpias, son por un lado la aspiradora, que siempre ha de pasarse por ambas caras de la alfombra. Mientras que si estas fibras tienen manchas, entonces lo mejor es recurrir al agua con sal, también aplicada por los dos lados, para eliminar esas manchas, y después dejar que se seque por completo al aire libre.

7. Si no te apetece limpiar mucho ​elige alfombras vinílicas

Hogar de estilo  por latiendawapa
latiendawapa

Alfombras de vinilo

latiendawapa

Las nuevas alfombras realizadas con materiales de origen plástico, principalmente polipropileno, a veces liso, a veces trenzado, sin duda son tendencia en la decoración de interiores, tanto por su estética como por su funcionalidad. Pero además de su modernidad, entre sus virtudes sin duda alguna es que se trata del tipo de alfombras que más fácilmente se limpian de todas las que actualmente hay en el mercados. Así que si te va lo moderno y no eres demasiado esclavo de las faenas del hogar, lo tuyo es una de estas alfombras vinílicas.

Y si no gustas de pasar todo el día limpiando la casa, aprende y Deja impecable tu casa en solo 3 horas.

Cuéntanos qué es lo que más te gustó de este libro de ideas y compártelo en tus redes sociales.
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!