de estilo  por 株式会社スタイル工房

7 hábitos valiosos para tener la casa siempre ordenada y limpia

Catherine Vignolo Catherine Vignolo

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Hoy en día no es particularmente difícil o agotador mantener nuestra casa limpia y ordenada. Sin embargo suele suceder que por pereza o pequeños malos hábitos la suciedad y el desorden se acumulan causando una desagradable sensación de dejadez… Algo que no da una buena imagen de nosotros y nuestro hogar.

Así que ha llegado el momento de cambiar los malos hábitos que teníamos hasta ahora y crear otros nuevos. Hábitos sencillos y fáciles de llevar a cabo dentro de nuestra rutina, que nos permitirán que nuestra casa luzca mucho más ordenada, limpia y confortable. 

¡Nunca es tarde!

1. Coloca cada casa en su lugar

Nunca dejes el bolso y las llaves  en el primer sitio que se te ocurra, si no en su lugar: en el perchero, en el armario o en el colgador de llaves. De esta forma ahorrarás tiempo cuando los busques y lo tendrás siempre a mano cuando lo necesites. 

De igual forma cuando acabes de comer o de hacer cualquier cosa en casa: quita el mantel de la mesa, coloca los libros donde corresponde cuando acabes de leerlos, las mantas dobladas cuando acabes de usarlas… En fin, ese tipo de cosas que no llevan nada de tiempo y que cambian radicalmente el aspecto de nuestra casa.

2. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

Si ves algo fuera de lugar, no esperes demasiado tiempo para solucionarlo porque tarde o temprano vas a tener que hacerlo. 

Si ves que la cocina está sucia, que tienes que lavar las sábanas o que necesitas aspirar unas cuantas migas que se han caído sobre la alfombra… ¿a qué estás esperando? Antes o después vas a tener que hacerlo así que mejor cuanto antes, te vas a sentir mucho mejor y tu casa se va a ver mejor inmediatamente.

3. Presta más atención al baño

Un  baño limpio y ordenado, no es un lujo sino que está al alcance de tu mano. Es fundamental tener  limpiadores para el baño a mano. 

Limpiadores de toda clase y condición que eliminen las manchas de agua y cal que quedan en la ducha. Por supuesto, es también indispensable que recojas todos esos pelos que quedan en la ducha… tanto por estética (es bastante feo) como por la salud de tus tuberías. Pasar un trapo por grifos y espejos tampoco está de más, así como limpiar a fondo de vez en cuando a las juntas de los azulejos.

4. Una habitación bien ventilada

Al despertar, abrir las ventanas de la habitación, y hacer circular el aire. Es un gesto que no nos cuesta nada y que puede cambiar por completo el ambiente de nuestro hogar. Y es que aunque puede parecer un gesto sin importancia, incluso insignificante, ten en cuenta que de esta manera vas a eliminar los gérmenes que se han acumulado durante la noche en tu habitación, reduciendo entre otras cosas la incidencia de las alergias. Una casa ventilada siempre luce más fresca y bonita, ¿no te parece?

5. Limpiar la cocina después de cada comida

¿Has terminado de comer? Perfecto. Enjuaga los platos, utensilios y vasos y colocarlos en el lavavajillas (o bien lávalos a mano con un buen estropajo) La comida incrustada es más difícil de eliminar y, cuando se acumula durante demasiado tiempo emite olores desagradables, así que no dejes los platos sucios en la pila del fregadero esperando a otro momento en el que te apetezca limpiarlos… porque te aseguramos que ese momento de apetencia nunca llegará y el esfuerzo para limpiarlos será el doble.

¿Y quieres que combine tu comedor? Conoce a los mejores Decoradores & Diseñadores de Interiores.

6. Un canasto para la ropa sucia

Utiliza una cesta o canasto para la ropa sucia para así evitar que se acumule sobre la cama, sobre una silla, meterla directamente en la lavadora, etc. Esto te permitirá llenarla y ver posteriormente la ropa de color y la ropa blanca para poder separarla antes de meterla en la lavadora. Además una cesta para la ropa sucia no tiene porqué ser un elemento feo o que no aporte nada al ambiente, ya que si eliges un modelo como este en mimbre (por ejemplo) puede ser un toque decorativo genial para tu baño.

7. Los cuatro pasos para una casa limpia

Hay cuatro pasos sencillos y eficaces para mantener limpia y ordenada tu casa:

- Utilizar una aspiradora todos los días para limpiar el suelo y un par de trapos con limpiador para quitar el polvo de las superficies.

- Limpiar el suelo dos veces a la semana con agua y detergente específico para el nuestro: madera, gres, mármol, tarima…   - Si te decides a cambiar la ropa de cama cada semana, podrás descansar mejor. 

- Lavar las cortinas y quitar el polvo de las estanterías al menos una vez al mes te ayudará a que tu casa se vea muchísimo mejor.

¿Agregarías otro tip para mantener la limpieza y el orden? Sigue con más inspiración a continuación:

Deja impecable tu casa en solo 3 horas

¿Qué otro hábito sumarías? ¡Cuéntanos!
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!