Ventanas de estilo  por ROCOCO

7 Tips para reducir la humedad en tu casa

Valeria Olave Valeria Olave
Loading admin actions …

Nuestro hogar siempre será sinónimo de bienestar y tranquilidad, un lugar donde podemos refugiarnos y relajarnos. Por estos motivos, debemos construir y mantener un hogar saludable, cuidandonos de la humedad, ácaros, moho y cualquier otro elemento que sea perjudicial para nuestra salud. 

Si bien, el rango óptimo de humedad es entre 40% y 55%, un contenido demasiado alto o bajo de humedad puede conducir a problemas de salud. Con más razón, es alarmante que la humedad en la zona costera peruana llegue hasta el 100%, y debido a esto, debemos tomar medidas preventivas dentro de casa para no afectar nuestra salud. 

Debemos tener en cuenta que no sólo se trata de tener una buena estructura en la construcción de casa, sino también que existen elementos decorativos que pueden estar atrayendo elementos que no son bienvenidos en casa, y que ni siquiera podemos darnos cuenta que los tenemos dentro. 

De cualquier modo, la prevención es la mejor solución para este problema, así que ¿estás listo para conocer qué medidas debes tomar en cuenta para reducir los niveles de humedad en casa?

1. Bastante ventilación

Ventanas de estilo  por ROCOCO
ROCOCO

Bi folding door and fixed aluminum windows

ROCOCO

Quizá este sea el consejo más fácil de aplicar en nuestros hogares, ventilar bien todos los ambientes de nuestras casas. Para lograr una buena ventilación natural, debemos abrir puertas y ventanas, tanto como sea posible, para permitir que el aire circule bien y que la humedad salga de nuestra casa, tal como lo muestra este hermoso diseño de ROCOCO. En caso no contemos con muchas ventanas en nuestro hogar, existe una manera artificial de ayudarnos con ventiladores o acondicionadores de aire.

Ten en cuenta, que es necesario contar con ventanas en los lugares donde se acumula la mayor parte de la humedad como el baño y la cocina. Si hay condensación de aire, conviene drenar estos espacios mediante la instalación de una campana extractora (para cocinar), o un sistema de ventilación de escape (para el baño).

2. No demasiadas plantas

Oficinas y Tiendas de estilo  por euflora Begrünungskonzepte
euflora Begrünungskonzepte

Sansvieria zeylanica im Fensterbankgefäß aus Edelstahl

euflora Begrünungskonzepte

Si bien es cierto que las plantas en el hogar contribuyen con la buena salud y la mejor oxigenación, debemos tener cuidado de exagerar con la cantidad de plantas que tenemos dentro de nuestro hogar.

Existen tipos de plantas que requieren de mayor agua que otras, y la mala selección de una planta dentro de nuestro hogar, puede contribuir a una mayor humedad. Además, debido al proceso de la fotosíntesis, las plantas liberan vapor de agua y esto podría ser contraproducente en un hogar donde el exceso de humedad es un problema. Te recomendamos limitar la vegetación dentro de tu hogar y sustituir las plantas que emiten más agua a la superficie por otras como la Hiedra, el Helecho, el Clavel de Aire, la Palma Roja o los cactus.

3. Sensores de humedad

Es recomendable instalar un sensor de humedad dentro de nuestros hogares para controlar la humedad que tenemos dentro de nuestros ambientes, y de esta forma tomar las medidas preventivas cada vez que los niveles excedan el 55% recomendable. Te aconsejamos mantenerlo bajo control con cierta precisión, integrándolo incluso con el aire acondicionado o con el deshumedecedor, activándose cuando la humedad alcance niveles críticos. 

Si no esta dentro de tus posibilidades la compra de sensores, puedes utilizar higrómetros o instalar termómetros con indicadores de humedad relativa. Son equipos de menor costo, y pueden ser una opción viable para integrarse fácilmente con el estilo de tu casa y su decoración.

4. Buen uso de la calefacción

Sea invierno o verano, debemos regular dentro de casa nuestra calefacción a una temperatura moderada. Durante el verano, la humedad presente en el aire caliente es superior a la del aire frío, por ello el porcentaje de humedad podría ser superior. Un tip para disminuirla, es utilizando el aire acondicionado en modo “dry”, ésto hace que se active la máquina en modo refrigeración con el ventilador a baja velocidad, contribuyendo a secar el ambiente. Durante el invierno, el modo dry no debe ser usado ya que emite aire frío. Por el contrario, te recomendamos utilizar un termostato para regular la temperatura a uno 19-20º dentro de tu hogar, que te permitirá estar cómodo y ahorrar en calefacción. 

5. Usar extractores de aire

Presta especial atención en este punto, ya que el baño es el ambiente que acumula la mayor parte de la humedad en toda la casa. Cuando tomamos una ducha, una buena parte del agua que utilizamos pasa en forma de vapor de agua al ambiente, incrementando muchísimo la humedad en este ambiente.

Primeramente te recomendamos tomar duchas cortas para disminuir tanto la humedad como el consumo de agua. En segundo lugar, si no tienes una ventana amplia en el baño, te recomendamos instalar un extractor de aire, el cual aspira unos 100 metros cúbicos de aire por hora, y lo saca a través de un conducto de ventilación que desemboca en la calle, eliminando de esta manera gran parte del vapor de agua generado durante la ducha.

6. Usar deshumidificadores y absorbentes

Los deshumidificadores son recomendables en ambientes grandes o pequeños ya que existen de todos los tamaños y capacidades, lo único que se necesita es tener un enchufe cerca. En el mercado podemos encontrar desde deshumidificadores cuya capacidad de extracción es inferior a 1 litro al día, hasta otros capaces de retirar hasta 30 litros de agua en 24 horas, todo dependerá del espacio que tengamos y lo que estemos buscando.

Otra solución, son los absorbentes, ideales para absorber y eliminar el exceso de humedad del ambiente. Hay diferentes soluciones comerciales de este tipo de productos, cuya composición principal suele ser el gel de sílice o el cloruro de calcio, siendo éstos últimos los más efectivos. Su uso se aconseja para espacios pequeños como clóset o habitaciones de dimensiones inferiores a 4 metros cuadrados.

7. Limpieza de alfombras

Si tienes alfombras en casa, te recomendamos que no estén fijadas al dormitorio, sino que se puedan retirar cada cierto tiempo para ser lavadas y ventiladas, ya que las alfombras proporcionan un hábitat confortable para los ácaros del polvo. Es recomendable que las alfombras sean regularmente aspiradas y sacadas al aire libre para evitar la acumulación de moho y ácaros. Ten en cuenta todo lo anteriormente recomendado ya que estos tips también ayudan a la eliminación de estos habitantes habituales en los hogares.

Si quieres más consejos, te dejamos con este artículo: ¡No pierdas nada! ¡Te decimos cómo mantener tus alimentos en óptimo estado!

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!