Encuentra Arquitectos | homify

38.503 Arquitectos

Área geográfica

¿Qué es la arquitectura?

Como otras disciplinas del saber humano, la Arquitectura antes de ser ciencia fue el arte y la técnica de diseñar, proyectar y construir estructuras sólidas para edificios y espacios públicos. Ella se encarga de modificar y alterar al ambiente físico, dándole formas y usos para satisfacer las necesidades del ser humano bajo preceptos de belleza, estética y funcionalidad, razón por la que también está considerada como una de las bellas artes de la humanidad.

Los arquitectos puede enfocar su trabajo a un espacio en específico y que, con la educación certificada adecuada, logran alguna especialización como:

Arquitectos de Interiores

Arquitectos Paisajistas

Entre muchas otras más…

Origen

La Arquitectura tiene su origen en las primeras estructuras simples que hizo el hombre para cobijarse y defenderse de la inclemencia del clima, principalmente la cabaña, que, de ser una habitación para el hombre, se extendió a ser el templo que albergó al dios y a sus creyentes. La evolución y organización del hombre conlleva a mejorar cada vez más estas estructuras para darle mayor comodidad y significado.

El empleo de la piedra y del barro, primero, y la piedra labrada o trabajada, después, exigió la participación de extensas comunidades dominadas o esclavizadas para la construcción de grandes obras de carácter militar para defender sus dominios.

¿Cómo ser un arquitecto?

En primer lugar, debes culminar satisfactoriamente una carrera universitaria de arquitectura en alguna institución educativa, especialmente reconocida por el SINEACE (Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa), así como conseguir el título profesional en la misma línea. Luego deberás conseguir la colegiatura en alguna sede del Colegio de Arquitectos del Perú para poder ejercer dicha profesión con total normalidad a lo largo y ancho del Perú.

¿Cualquier persona puede llegar a ser un buen arquitecto?

Esto equivale a preguntarse si cualquier persona puede llegar a ser músico, pintor o buen maestro.

Para ser un buen arquitecto, ha de observarse en el pretendiente o postulante pasión por la creatividad, imaginación y fantasía, porque un arquitecto es un artista sensible a toda expresión humana con virtudes y habilidades como:

  • Dibujo. Para él es un medio especial de comunicación, las representaciones gráficas y volumétricas hablan por ellos.
  • Creatividad. Basada en el arte, la creatividad y la fantasía que aplicará durante todo su desarrollo profesional.
  • Pensamiento lógico. Para convertir la imaginación y fantasía en realidad concreta.
  • Visión espacial. Agudeza visual del espacio para concebirlo, calcularlo, mejorarlo o determinarlo.
  • Gusto por lo estético. Alma de artista que aprovecha los recursos para dar belleza a los espacios.
  • Comunicación activa. Desarrollo interpersonal para establecer relaciones empáticas con quienes y para quienes trabaja.
  • Habilidad virtual. Dominio del dibujo virtual para diseñar proyectos con programas como el Autocad.
  • Respeto a la legalidad. Su creatividad e imaginación no trasvasan los límites legales, por muy bellos que sean sus proyectos. 
  • Habilidad matemática. Los espacios, su modificación o construcción necesitan cálculos precisos, por lo que exigen cálculo y operaciones matemáticas.
  • Identidad histórica. La construcción o modificación de espacios los realiza velando por la conservación de los patrimonios históricos como herencia tradicional.Agudeza detallista. La vocación en su conjunto devela en sus proyectos y obras un sentido agudo del detalle que busca la perfección en la belleza y el uso estructural.

¿Qué es un estudio arquitectónico?

Es un grupo de personas con conocimientos profesionales de arquitectura que ponen sus servicios al público, de manera asociada o independiente para el diseño y/o construcción de espacios destinados a diversos usos.

Si deseas y/o necesitas contactar a un arquitecto, homify te ofrece una sección de consultas totalmente gratuitas a nuestros profesionales. ¡No desaproveches esta oportunidad!

4 beneficios de tener un arquitecto durante el proceso de construcción de una casa o apartamento.

1. Tener un filtro entre nuestras ideas y el resultado final

Cuando queremos construir una casa lo primero que hacemos es soñar con todas las cosas que podría haber ahí, desde un cuarto para cada miembro de la familia hasta si queremos que el sol apunte hacia nuestra ventana cuando nos despertamos. Sin embargo, muchas veces no tomamos en cuenta el espacio, el presupuesto que significa o hasta la existencia física de lo que estamos pidiendo. Aquí aparece el arquitecto. Este profesional está preparado para filtrar nuestras necesidades, deseos y funciones dentro del espacio que deseamos usar. 

De esta forma, utiliza su experiencia y su conocimiento para que cada una de esas áreas sea cubierta, logrando un resultado final extraordinario, con más ideas de las que inicialmente habían sido previstas. 

2. Estar seguros que nuestras ideas han sido planteadas de la mejor forma

Por otro lado, al nosotros plantear qué deseamos en una casa, nuestras ideas se enredan y pensamos en muchas cosas en un solo lugar. Ese es el momento donde surgen más preguntas. ¿Y si la cocina termina al lado del baño? ¿Y si en mi diseño tengo que atravesar mi cuarto para llegar a la sala de estar? Aquí aparece el arquitecto.  Es el único profesional preparado para canalizar la información, hacer bosquejos, y modificarlos una y otra vez, considerando los límites establecidos. 

De esta forma, ambas partes como equipo, se aseguran que han evadido todos los inconvenientes de alguien que vive su primera vez diseñando, y que todas las posibles opciones de diseño han sido probadas. Consecuentemente, la opción final siempre es en la que nuestras ideas han sido planteadas de la mejor forma. 

3. Optimización de espacio

Al intentar diseñar por nuestra cuenta, no solemos saber, en promedio, cuánto debe medir cada habitación de la casa para ser funcional. Ciertamente, podemos tomarnos el tiempo de medir diversas cocinas o diversos comedores en distintas casas para llegar a una idea, pero nunca vamos a saber, si en el espacio que tenemos, las medidas que hemos hecho encajan correctamente. Aquí aparece el arquitecto.Este profesional tiene la experiencia para adecuar cada habitación a nuestras necesidades y brindar únicamente el espacio necesario a los espacios menos importantes sin hacerlos disfuncionales. De esta forma, estaremos optimizando espacio, y generando oportunidades para agregar más detalles y elementos que en otro caso no podríamos. 

4. Reducción de costos

De la misma forma en la que las medidas promedio de las habitaciones son ajenas a nosotros, los precios de materiales y de la mano de obra también lo son. Por eso, al diseñar nosotros no estamos seguros del presupuesto que le tenemos que destinar a la construcción de una casa. Aquí aparece el arquitecto. Con su experiencia, podemos tener diversas opciones en cuanto a materiales, a servicios y a dinero correctamente invertido. 

Si sabemos que nuestras ideas han sido correctamente canalizadas, también prevenimos que en el futuro no tengamos que invertir más en cambios de cosas mal trabajadas. Además, junto al arquitecto vamos a tener muchas propuestas en la mesa al elegir. Esta es una forma en la que nosotros podemos regular nuestro presupuesto y reducir costos.

Buscar imágenes relacionadas