Encuentra Jardineros | homify

560 Jardineros

Los primeros jardineros

Fueron los egipcios en el año 1500 aC., aproximadamente, los primeros jardineros que se dedicaron a propagar en abundancia las flores de loto y de estanques con algunas plantas típicas de su zona, como las palmeras.

Los primeros jardines, diseñados y estructurados especialmente, los encontramos en Persia por los años 600 aC. Al rey Nabucodonosor se le debe una de las siete maravillas del mundo:

Los Jardines Colgantes de Babilonia

A partir de entonces el concepto de instalar jardines para adornar con flores se expandió por Europa, pero con carácter religioso, así lo muestra Grecia, Roma y España donde los árabes los emplearon para darles una representación paradisiaca, como:

Los jardines de Alhambra de Granada

En el oriente, China y Japón, sirvieron de espacios dedicados a la meditación y contemplación. En Francia se inició la poda de plantas para darles figuras geométricas, como:

Los Jardines de Versalles

Y en España en el siglo XVI se construyó el primer jardín público denominado:

La Alameda de Hércules de Sevilla

Finalmente en nuestros días se conserva el estilo del romanticismo para recompensar la falta de espacios verdes en las ciudades convertidas en una selva de cemento, problema a los que también dan soluciones los arquitectos paisajistas.

¿Qué es la jardinería?

Como su objetivo es adornar y ordenar espacios internos o externos de un lugar, se define a la jardinería como una actividad artística dedicada a cultivar flores, hortalizas y verduras en espacios relativamente pequeños denominados jardines.

Esta actividad, dedicada mayormente a la estética, también cultiva plantas alimenticias, medicinales y aromáticas, poniendo así su cuota de ahorro a la economía familiar.

Etimología

La palabra jardín proviene de la conjunción de dos términos latino-germánico hortus gardinus, que significa literalmente “jardín rodeado de una valla”, la valla le servía para protegerlo de los animales o de las personas que se antojaban de alguna planta y se disponían a arrancarlas sin permiso.

¿Qué diferencia hay entre un jardinero y un horticultor?

La diferencia radica en la trascendencia socioeconómica que genera cada una de estas actividades, mientras el jardinero enfoca su trabajo a la ornamentación y lo hace complementariamente a otros ingresos económicos, el horticultor se proyecta a la producción en gran escala que le permita ingresar a los grandes circuitos económicos.

El jardinero utiliza en un 98% su mano de obra con poco capital y pocos medios mecánicos o electromecánicos, en cambio el horticultor hace uso de maquinaria costosa como tractores, segadoras, fertilizantes y sistemas de irrigación diversos.

Principales denominaciones del jardinero.

  • Horticultor. Es el que se dedica a la siembra de legumbres con alta producción.
  • Fruticultor. Su especialidad es el sembrado, manejo y cosecha de los frutos.
  • Floricultor. Encargado del sembrado y manejo de las flores.
  • Arboricultor. Su rama es la siembra y manejo árboles y arbustos. 

En cualquiera de estas denominaciones se denominan jardineros a los pequeños productores, esto en colación a las pequeñas áreas que siembran.

Estilos

El jardinero profesional te ofrecerá un estilo de jardín de acuerdo a tu personalidad o a las características de tu casa o espacio en el que quieras instalarlo. Entre los principales estilos tenemos:

  • Jardín mediterráneo. Contiene plantas de diferentes especies, adaptadas a climas continentales y calurosos. La característica de este jardín es mostrar un aspecto informal, propio para espacios amplios frente a construcciones altas.
  • Jardín japonés. Muestra celo de lo que contiene, se caracteriza por estar cerrado privándose del mundo exterior para ofrecer paz, serenidad y tranquilidad a la meditación. El cerco puede ser de carrizos, caña bambú, tapas de corteza de árbol, entre otros.
  • Jardín inglés. Exhibe con frenesí el orden inglés, es equilibrado en espacios, altura de las plantas y colores de la floración. El césped siempre ha de estar bien cortado.
  • Jardín rústico. Conserva su originalidad natural de silvestre.
  • Jardín tropical. Emula el ambiente caribeño, con plantas trepadoras y plantas de grandes hojas como las palmeras.
  • Jardín renacentista. Conserva la belleza en la simetría, en la proporción y en el equilibrio. Es muy especial y complicado, exhibe la belleza del mundo clásico.
  • Jardín moderno. Propio de la dinámica moderna, emplea floración de colores vivos y llamativos, haciendo juego con muebles y estructuras poco comunes.
  • Jardín colonial. La densidad vegetal y unos cuantos árboles, le dan el toque colonialista. El significado de las rosas es clave para este estilo, por lo que debe haber muchas.
  • Jardín francés. La estructura de la casa, principalmente su fachada, no debe perder protagonismo frente a las plantas y a los elementos que adiciones, deben respetar la vista panorámica y guardar armonía rebosante. 
  • Jardín islámico. Este jardín es clásico por el aroma que regala al ambiente y por los frutos que ofrecen al paso los árboles. Las fuentes de agua y las formas geométricas rectas representan la filosofía islámica.

Al jardinero lo contratan al último

El jardinero es el último profesional en llegar a la casa para dar el detalle artístico a los ambientes internos o externos, esto no significa que se menosprecie su trabajo, por el contrario es quien enaltece y complementa con belleza la obra estructural.

La desventaja que soporta el jardinero es que el presupuesto ha menguado al final de la construcción y le obliga a ajustar su precio, pero la gran ventaja es que tendrá trabajo continuo periódicamente.

Si necesitas del trabajo de un jardinero, no dudes en contactar uno mediante nuestra sección de consultas gratuitas, te pondremos en contacto con nuestros mejores profesionales.

¿Que tener en cuenta para arreglar un jardín?

La respuesta o sugerencia que el jardinero te ofrecerá estará basada en las características de la estructura de tu casa y en el estilo que va con tu personalidad. Tendrá en cuenta aspectos fundamentales como:

  • Tamaño del área.
  • Ubicación frente a la posición de la casa.
  • Fluidez del agua.
  • El tránsito.
  • Sembrar un ciprés cerca a la puerta de la casa es señal que siempre brindas hospitalidad.
  • El verdor del gras decora pero desdice de tu preocupación por ofrecer algo mejor para agradar la vista y dar vida.
Buscar imágenes relacionadas