407 Pintores

Área geográfica

¿Cómo elegir al mejor pintor para mis ambientes?

La pintura es uno de los acabados más indispensables e importantes en una casa. Elegir los colores correctos para paredes y techos, es una tarea que implica un trabajo conjunto entre los arquitectos, diseñadores de interiores y propietarios. Los pintores son los encargados de llevar a la realidad las ideas de un buen proyecto de interiorismo.

Elegir al mejor pintor implica tener referencias de sus trabajos anteriores. Puedes contratar sólo la mano de obra especializada o llave en mano, que incluya en su presupuesto todos los materiales necesarios. Un personal con experiencia estará familiarizado con las técnicas de pintura decorativa más actuales.

¿Cómo elegir el color correcto para mis paredes?

El pintor será el encargado de preparar las muestras para seleccionar el color en cada ambiente de tu casa. La luz es un factor importante porque influye en cómo vemos los colores. Para realizar las pruebas, compra una mínima cantidad del material y dos o tres tonos del mismo matizados para aplicarlo en los muros. Déjalo secar hasta el día siguiente para observar como se aprecia con la luz natural y la artificial durante la noche. Elige la tonalidad que tenga el perfecto balance de  armonía y contraste con el estilo, el mobiliario y los complementos decorativos de cada espacio.

¿Cuál es la manera correcta de pintar una pared?

Si es una pared nueva, se debe esperar 30 días después del tarrajeo antes de pintar. Luego se eliminan los residuos con lija al agua y se debe rellenar la porosidad de la superficie aplicando dos manos de un imprimante que deja una película sin asperezas y ayuda a que el recubrimiento tenga gran adhesión. Luego se aplican dos o tres manos de pasta mural hasta alisar.

Si es una pared antigua el pintor deberá limpiarla con esponja y agua. Si se tiene manchas por la humedad, debe retirarlas con una espátula y eliminar los restos mal adheridos para luego aplicar dos manos de sellador y dos o tres manos de pasta mural con espátula, para que la superficie quede nivelada sin grietas ni asperezas.

Con estos dos procesos, ya sean tus paredes nuevas o antiguas, tendrás los muros listos para realizar las pruebas de color mencionadas. Un buen pintor trabajará con orden y limpieza. Es importante que cubra los pisos con plástico en rollo y utilice cinta de enmascarar de papel para cubrir los marcos de las ventanas, puertas y bordes del techo y zócalos. Las placas de los interruptores y tomacorrientes deben retirarse para que sus bordes interiores tengan un acabado perfecto.

Se debe elegir el mejor tipo de pintura para cada ambiente, de resina acrílica y 100% lavable con acabado satinado son las más adecuadas para interiores, las decorativas con acabado tipo estuco, cemento o texturado sirven para dar un acento o ser el punto focal. Para zonas húmedas las recomendadas son las esmalte, que pueden tener acabado brillante o mate. Conserva una pequeña cantidad del matizado para poder tenerlo a mano para corregir grietas o quiñes que siempre se dan con el uso. La elección de tus pintores será clave para que el acabado de tus paredes te acompañe en perfectas condiciones durante mucho tiempo.